Despliega el menú
Teruel

Teruel

La Diputación de Teruel destina 100.000 euros en bonos a la reactivación del turismo interior en la provincia

La institución quiere movilizar a la sociedad en la desescalada para que aumente el consumo en hostelería

Teruel
El pleno de la Diputación de Teruel se desarrolló por vía telemática.
Heraldo

La Diputación Provincial de Teruel (DPT) se ha propuesto ayudar al sector turístico durante la desescalada del confinamiento por la crisis del coronavirus y lo hará lanzando bonos que animen a la población a viajar por el interior de la provincia durante este verano.

En total, la DPT destinará 100.000 euros a financiar estos bonos, una cuantía que permitirá adquirirlos a menor coste de su valor real, lo que supondrá un ahorro para los ciudadanos. El consumidor podrá viajar por toda la provincia y pernoctar en el hotel que desee, incentivando el sector turístico.

La medida, que será presentada oficialmente a primeros del próximo mes de junio, fue aprobada en el pleno celebrado este miércoles por la DPT y ha sido posible gracias a una modificación presupuestaria por la que la institución dedicará algo más de dos millones de euros a paliar los efectos de la crisis sanitaria en la provincia turolense.

"Queremos que la gente conozca lo nuestro, que viaje por la provincia y duerma donde más le guste, ayudando directamente al turismo y a la hostelería, que necesitan ser potenciados", afirmó el presidente de la DPT, Manuel Rando.

No obstante, el grueso de esos dos millones de euros, concretamente 1,4 millones, irán destinados a planes de ayuda directa a los ayuntamientos para intentar sacar del letargo la economía de sus municipios y hacer frente a los gastos y las consecuencias derivados de la crisis sanitaria.

Rando señaló que no ha sido fácil reorganizar el presupuesto, pues ha habido que modificar 44 partidas económicas para reunir esos dos millones de euros y destinarlos a las propuestas aprobadas. Parte de los fondos proceden de actividades programadas que no podrán realizarse por culpa del coronavirus. Una de ellas es el conocido como Erasmus Rural, un proyecto consistente en la concesión de becas para que los estudiantes universitarios realicen sus prácticas estivales en el medio rural que deberá ser retomado el año que viene si las circunstancias cambian a mejor.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, mostró su satisfacción porque la institución logró aprobar dicha modificación presupuestaria con el acuerdo unánime de todos los grupos políticos. "Algo –subrayó Izquierdo– que debería ser un ejemplo para otros organismos".

Una partida de 105.000 euros irá a atender gastos derivados de la adquisición de equipos de protección frente al virus y otros suministros imprescindibles para el desarrollo de la actividad del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento. A estos se suman 25.000 euros para la compra de equipos de protección individual para el personal de la Diputación de Teruel y visitas, así como para facilitar los sistemas de teletrabajo.

La Diputación turolense se fija también en uno de los colectivos más afectados por la pandemia, el de los mayores. Por ello, aprueba la concesión de ayudas por un importe total de 74.000 euros para residencias de la tercera edad en la provincia. Así, un total de 37 geriátricos recibirán 2.000 euros cada uno para hacer frente a los gastos extraordinarios que ha supuesto la llegada de la covid-19.

Otra partida de 60.000 euros permitirá ayudar a las ganaderías de toros bravos –hay 14 en la provincia– a afrontar los gastos de alimentación y cuidados veterinarios de los animales en un año vacío de espectáculos taurinos. Izquierdo alertó de que la falta de recursos para mantener a los astados está haciendo que estos acaben en el matadero.

Etiquetas
Comentarios