Despliega el menú
Teruel

naturaleza

Un paseo por las alturas: 5 de los 10 pueblos más altos de España están en Teruel

La relación está encabezada por Valdelinares y le siguen Griegos, Gúdar, Bronchales y Guadalaviar. 

Cartel indicador que recuerda al visitante la excepcional altitud de Valdelinares.
Cartel indicador que recuerda al visitante la excepcional altitud de Valdelinares.
Laura Uranga

Cinco de los diez municipios más altos de España están en la provincia de Teruel, empezando por Valdelinares, el más elevado, con sus 1.692 metros sobre el nivel del mar. El repóker de la altura se completa con Griegos, Gúdar, Bronchales -que ocupan el segundo, tercer y cuarto lugar en la relación- y con Guadalaviar, que se sitúa en un meritorio octavo lugar con 1.521 metros.

Los pueblos turolenses de más altura se caracterizan por sus crudos inviernos, su clima saludable y por su naturaleza privilegiada, a la que en el caso de Valdelinares suma una de las dos estaciones de esquí de la provincia. Todos ofrecen ahora, en primavera, la oportunidad de recolectar setas, un pasatiempo que cada vez tiene más adeptos y que ha obligado en varios casos a crear cotos micológicos para regular la recogida.

Valdelinares, como pueblo récord, ha sido escenario de varias campañas publicitarias de ámbito estatal, la última de ellas de Amazon, en la navidad de 2019, pero antes fue el marco de una espectacular promoción de Sköda bajo el eslogan “Los guardianes del invierno”.

También en la comarca de Gúdar-Javalambre se sitúa otro de los pueblos más altos, Gudar, que da nombre a la sierra con sus 1.588 metros sobre el nivel del mar. Entre sus singulares medioambientales, destacan las colonias de Pino Moro, una reliquia de la naturaleza comarcal.

Pero la comarca de la Sierra de Albarracín es la más presente en el listado de los pueblos más altos, con tres representantes: Griegos, Bronchales y Guadalaviar. En la primera de estas localidades, con 1.601 metros de altura, se puede practicar el esquí de fondo en la única pista de esta especialidad en la provincia.

Bronchales, localidad que aparece referenciada en El Cantar e Mío Cid como Frontael, ofrece, con 1.575 metros de altitud, además de una naturaleza exuberante con extensos y frondosos bosques, una amplia oferta gastronómica, con secaderos y fábrica de embutidos.

El Museo de la Trashumancia muestra en Guadalaviar la historia de esta práctica ganadera.
El Museo de la Trashumancia muestra en Guadalaviar la historia de esta práctica ganadera.
Laura Uranga

Guadalaviar mantiene, como un tesoro etnológico, el principal núcleo de pastores trashumantes de la Sierra de Albarracín. Actualmente, los ganados de ovino y vacuno están en las zonas de invernada en Jaén, pero pronto retornarán a las cañadas para pasar el invierno en los altos pastos de los Montes Universales. El Museo de la Trashumancia da fe de la pervivencia de esta práctica ganadera secular.

Etiquetas
Comentarios