Despliega el menú
Teruel

Anabel Sancho: "Es un orgullo ser la primera bombera de la provincia de Teruel"

Los bomberos de Teruel tienen por primera vez en sus filas a una mujer. La falta de oposiciones en los últimos años ha demorado la incorporación femenina a este difícil oficio.

Anabel Sancho, durante uno de sus entrenamientos en el parque de Bomberos de Teruel
Anabel Sancho, durante uno de sus entrenamientos en el parque de Bomberos de Teruel
DPT

Hace tiempo que la mujer está integrada en distintas profesiones de riesgo. ¿Llega tarde la presencia femenina al cuerpo de bomberos en la provincia de Teruel?

Sí, llega tarde con respecto a otras provincias españolas. Creo que se debe a que durante mucho tiempo no se han convocado oposiciones y eso ha impedido la incorporación de la mujer, que en otros lugares ha ido en aumento.

¿Qué le empujó a embarcarse en una profesión no exenta de peligro?

Siempre me he sentido atraída por este trabajo. Mi padre era bombero y desde pequeña me ha resultado familiar el oficio porque muchas conversaciones giraban en torno a él.

Ha conseguido una de las plazas sacadas a concurso por la Diputación de Teruel para ampliar la plantilla de bomberos, ¿son muy exigentes las pruebas físicas? ¿Recuerda algún ejercicio especialmente complicado?

Sí, son muy duras. Me costó mucho ascender cinco metros por una cuerda solo con la ayuda de los brazos.

Estará usted en forma.

Claro, estudié en el Inef (Instituto Nacional de Educación Física) y toda mi vida ha estado muy relacionada con el deporte. Llego al equipo de bomberos de Teruel muy motivada.

¿Siente orgullo al ser la primera mujer bombera de la provincia?

Sí, es un orgullo para mí. Estoy muy contenta e ilusionada. Ojalá que mi decisión ayude a otras chicas que dudan a la hora de asumir profesiones en las que históricamente han predominado los hombres, pese a sentirse atraídas por esos empleos.

¿Fue la única mujer que concursó para una plaza de bombero?

No, hubo más mujeres. Por eso creo que ha sido la falta de oposiciones lo que ha frenado la participación femenina.

La ampliación de la plantilla del cuerpo de bomberos de Teruel en más de 30 plazas va a permitir abrir un cuarto parque -se sumará a los de Teruel, Alcañiz y Calamocha- en Montalbán, ¿ya era hora?

Sí, creo que era necesario porque esa zona está lejos de los otros parques de bomberos. De hecho, ese es mi destino. Estoy contenta.

¿Cree que ser bombero en Teruel tiene un plus de dificultad debido a la dispersión de la población y a la, a menudo, tortuosa red de carreteras?

Por supuesto. A todos nos gustaría poder llegar antes a un incendio, pero los traslados son los que son. La provincia es muy extensa.

También Valderrobres, en el Matarraña, reclama un parque propio.

Sí, esa comarca depende de la zona de Alcañiz, que tiene muchas salidas para apagar incendios. Allí hay bastante trabajo.

Las lluvias han hecho crecer la vegetación, mientras el confinamiento por la covid-19 ha frenado las labores de limpieza y desbroce. En dos días ha habido tres incendios en la ribera del Guadalope, en Alcañiz y Castelserás. ¿Es un aviso para este verano?

Bueno, podría ser, pero, a veces las circunstancias cambian por momentos; habrá que verlo.

La capital se queda sin bomberos cuando el equipo sale a pueblos cercanos. Comparte la idea de muchos de sus compañeros de que Teruel, con 35.000 vecinos, precisa un parque propio?

Sí, la comparto, si bien es cierto que con el nuevo parque de Montalbán habrá más apoyo y eso será bueno para todos.

Etiquetas
Comentarios