Despliega el menú
Teruel

pandemia

La España Vaciada denuncia que un año después del exitoso 31-M la crisis sanitaria evidencia la disparidad entre campo y ciudad

Señala que el medio rural no puede teletrabajar por su precario internet y concentra gran parte de la población de riesgo por su envejecimiento.

La delegación turolense fue una de las más numerosas en la manifestación del 31-M en Madrid.
La delegación turolense fue una de las más numerosas en la manifestación del 31-M en Madrid.
Enrique Cidoncha

La epidemia del coronavirus marca la conmemoración del primer año de la exitosa manifestación contra la despoblación de la España Vaciada, celebrada el 31 de marzo de 2019 en Madrid con la participación de unas 100.000 personas y que tuvo en el movimiento Teruel Existe a uno de sus principales animadores. La actual crisis sanitaria ha vuelto a evidenciar, según los organizadores de aquella movilización, las acusadas diferencias entre el deshabitado interior peninsular y las grandes aglomeraciones de Madrid y las áreas costeras.

La España Vaciada, coordinadora integrada por decenas de plataformas de todo el país, señala en un comunicado conmemorativo del 31-M que la actual situación demuestra que las zonas del interior peninsular presentan los mayores porcentajes de población de riesgo por su envejecimiento. Por otro lado, las grandes aglomeraciones facilitan el contagio de la pandemia.

La España Vaciada recuerda en su comunicado que "en este momento" queda patente el abandono de nuestros pueblos, foco de vulnerabilidad por la población envejecida que vive en ellos". Además, señala «las deficiencias en inversiones sanitarias, infraestructuras, internet y un largo etcétera», que son "ahora más que nunca una evidencia empírica".

El manifiesto conmemorativo recuerda el impacto de la movilización de hace un año y señala que la lucha contra "el olvido y el abandono" institucional de la España rural seguirá en cuanto pase la epidemia, cuya erradicación es ahora "la prioridad".

Las plataformas que convocaron el 31-M advierten de que, tras la pandemia, seguirán "trabajando con el mismo ímpetu y convicción por el equilibrio territorial y un mundo rural sostenible que viva en connivencia con las ciudades".

La España Vaciada manifiesta su "solidaridad" con toda la población y en particular con los colectivos que están "en la primera línea de fuego" contra el coronavirus, como los sanitarios, fuerzas de seguridad o los voluntarios. Hace, además, un llamamiento a la unidad y a la serenidad.

El presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Teruel y miembro del E-20 –equipo coordinador de la España Vaciada–, Pepe Polo, explica que la crisis sanitaria y económica desatada por el Covid-19 ha puesto sobre la mesa la desigualdad de oportunidades de la España rural para afrontar el problema. "Por ejemplo, el recurso al teletrabajo, no está al alcance de todo el mundo, porque los pueblos carecen de banda ancha de internet", señala. Del mismo modo, la alternativa de la educación telemática tampoco es accesible para muchos alumnos rurales por la misma carencia. "Los estudiantes de muchos pueblos no pueden acceder a los ejercicios por vía telemática ni interactuar con sus profesores", denuncia.

El dirigente vecinal indica que el envejecimiento de los pequeños pueblos convierte a la mayoría de sus habitantes en "población de riesgo", pero a la vez estos son "las últimas zonas donde llegan los medios de protección" del contagio. Por otro lado, reconoce que la dispersión de la población es un factor de contención para la transmisión del coronavirus.

Polo explica que si no se invierte la tendencia demográfica actual la población del país se concentrará, todavía más, en Madrid y su entorno y en las áreas costeras en detrimento de un interior cada vez más vacío. El presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Teruel recuerda que, una de las consecuencias del coronavirus, ha sido poner sobre la mesa la pésima cobertura de internet de los pueblos y plantea, como medida de choque para corregir esta situación, que el desarrollo de la tecnología 5G arranque por las zonas más despobladas. "Si no –advierte–, siempre habrá dos España, la poblada y la desertizada".

El manifiesto del aniversario concluye transmitiendo "un mensaje de fuerza y esperanza" a todos los habitantes de los municipios rurales, hacia quienes también dirigen sus aplausos y a los que recuerdan: "Cuando todo esto pase seguiremos trabajando para acabar con la discriminación que sufren".

Etiquetas
Comentarios