Despliega el menú
Teruel

Teruel

Un tercio de los médicos de la uci de Teruel, de baja por coronavirus

Los intensivistas son apoyados en su trabajo por anestesistas y personal de urgencias al faltar dos de los cuatro facultativos en plantilla

Nuevo sistema de minitorizacion en la UCI del Hospital Obispo Polanco de Teruel. Foto Antonio Garcia/Bykofoto 04-03-16. [[[HA ARCHIVO]]]
Imagen de la uci de Teruel, en la que, junto a las seis camas habituales se han habilitado otras tres ante la crisis del coronavirus
Antonio Garcia/Bykofoto

Los médicos de la uci del hospital Obispo Polanco de Teruel aúnan sus fuerzas para asumir la asistencia a todos los pacientes que llegan a la Unidad de Cuidados Intensivos después de que dos de los seis facultativos –un tercio de la plantilla– estén de baja por haber contraído el Covid-19. Fuentes sanitarias señalaron este sábado que los intensivistas están "agotados física y psíquicamente y necesitan refuerzo de personal".

Ante esta situación, el equipo de anestesistas del hospital turolense ha decidido apoyar al Servicio de Uci reforzando las guardias y lo mismo han hecho desde la Unidad de Urgencias, cuyos facultativos colaboran con los intensivistas en los turnos de tarde. A mediados de abril, la uci podrá contar de nuevo con una especialista del hospital zaragozano Miguel Servet que ya realizaba guardias en Teruel, pero que en la actualidad está de baja por maternidad.

De las nueve plazas que hay en la uci del Obispo Polanco reservadas para casos de coronavirus, ayer había ocupadas 8. El hospital ha ampliado en los últimos días el número de camas de esta especialidad hasta un total de 19 instalando cinco de ellas en la sala de Cirugía Mayor Ambulatoria y otras cinco en tres de los seis quirófanos del centro hospitalario. Además, tres nuevos aparatos de ventilación mecánica llegarán estos días al centro de la capital turolense procedentes del sector sanitario de Alcañiz, donde no hay unidad de cuidados intensivos y los pacientes que lo necesitan son derivados a hospitales de Zaragoza.

El Obispo Polanco registra desde hace varios días un "crecimiento contenido" del número de pacientes con coronavirus. A lo largo de esta semana, ha habido jornadas con hasta 15 nuevos ingresos alternándose con días en los que no han sido hospitalizados más de 8 enfermos. El hospital turolense, como el resto de los centros sanitarios aragoneses, cuenta con camas y plazas de uci libres.

Camas en salas de espera

No obstante, el Obispo Polanco está reorganizándose en previsión de que en los próximos días pueda darse un aumento del número de casos de coronavirus. Una de las últimas medidas ha consistido en instalar camas en las salas de espera de las consultas externas que hay en la planta calle del hospital. La proximidad de esta zona con el área de Urgencias permite a esta última hospitalizar a aquellos pacientes que lo necesitan como paso previo a su ingreso en una de las plantas del hospital.

Las mismas fuentes médicas destacan que en los últimos días la actividad se ha incrementado también para los trabajadores de muchas secciones esenciales en el funcionamiento de un hospital, pero cuya labor pasa más desapercibida en una crisis sanitaria como la que vivimos. Es el caso de farmacia, compras, lavandería, limpieza, informática o cocina.

Asimismo, el trabajo de los radiólogos que se ocupan de los aparatos de Rayos X portátiles se ha multiplicado por diez, al tener que realizar muchas más pruebas diagnósticas a los afectados por coronavirus en sus respectivas habitaciones. La especialidad de Medicina Interna, uno de los pilares en la lucha contra la pandemia, también ha necesitado del apoyo de facultativos de otras especialidades ante el aumento de pacientes y las bajas de profesionales por contagio. 

Etiquetas
Comentarios