Despliega el menú
Teruel

pandemia

Tarmac presenta un ERTE para el 25% de su plantilla en Teruel al descartarse la llegada de aviones por el coronavirus

Las restricciones a la movilidad y las exigencias sanitarias abortan los contactos para estacionar aeronaves innecesarias por el parón aéreo.

El último avión que aterrizó en el aeropuerto de Teruel, un Airbus A340 de Iberia para desmantelar.
El último avión que aterrizó en el aeropuerto de Teruel fue un Airbus A340 de Iberia para desmantelar.
Heraldo.es

La evolución del coronavirus ha frustrado las expectativas de Tarmac Aragón de incrementar su carga de trabajo en el aeropuerto de Teruel con la llegada de aviones que quedaran fuera de servicio por las restricciones impuestas a los vuelos aéreos para frenar el contagio. La compañía presentó ayer un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para el 25% de la plantilla, formada por 100 trabajadores.

Aunque la planta de conservación y mantenimiento de aeronaves de Tarmac en el aeropuerto turolense acondicionó espacio para recibir a 25 aviones innecesarios por el parón aéreo, finalmente no ha llegado más que uno y la empresa no contempla la llegada de nuevas unidades a corto y medio plazo, lo que pone en apuros el empleo actual.

La empresa ha facilitado también el teletrabajo entre el personal de las oficinas, lo que ha permitido que el 6% de los empleados puedan utilizar esta fórmula para desarrollar su actividad laboral. Sin embargo, una cuarta parte de la plantilla cesará en su actividad temporalmente.

El director general de Tarmac Aragón, Pedro Sáez, explica que debido a las restricciones a la movilidad y las precauciones sanitarias establecidas con motivo de la epidemia del coronavirus los desplazamientos se hacen inviables y, actualmente, "no hay expectativas" de que lleguen aviones para su mantenimiento al aeropuerto de Teruel.

Sáez añade que las compañías aéreas dejan los aviones inactivos por el parón de la actividad en los propios aeropuertos sin desplazarlos al parking de larga estancia de Teruel. El directivo agrega que el futuro respecto a la actividad aérea es "incierto", pero, en cualquier caso, el recorte de la plantilla se plantea como una medida "temporal" que pretende adaptar el personal "a la demanda" de los clientes. El ERTE se ha presentado tras alcanzar un acuerdo entre los representantes de la plantilla y de la dirección.

El director de Tarmac –el mayor operador del aeropuerto de Teruel por el volumen de su plantilla– aplica, mientras tanto, las normas sanitarias establecidas para prevenir contagios entre sus operarios. Los empleados guardan la distancia mínima de un metro entre ellos y han recibido guantes y mascarillas.

El último avión que aterrizó en el aeropuerto de Teruel fue un Airbus A340 de Iberia llegado desde Madrid para desmantelar en la planta de reciclado de aviones que explota Tarmac, que gestiona también el servicio de estacionamiento, conservación y mantenimiento de aviones.

Las restricciones de movilidad impuestas por el Gobierno para frenar el contagio del Covid-19 han reducido el número de vuelos en un 90% en España respecto al mismo mes de 2019, según informa el director del aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim.

Etiquetas
Comentarios