Despliega el menú
Teruel

despoblación

Una jornada en Perales evidencia que los negocios sin relevo generacional pueden atraer nuevos pobladores a los pueblos

La Federación de Asociaciones Vecinales de Teruel organiza un seminario sobre proyectos repobladores que han dado resultado en España.

Público asistente a la jornada sobre la despoblación celebrada en el Ayuntamiento de Perales del Alfambra.
Público asistente a la jornada sobre la despoblación celebrada en el Ayuntamiento de Perales del Alfambra.
Heraldo.es

Los negocios, actividades económicas y explotaciones agropecuarias sin relevo generacional en los pueblos son una palanca útil para atraer a nuevos residentes dispuestos a darles continuidad. Es una de las conclusiones de la jornada contra la despoblación 'Conversaciones al calor de la lumbre', que se celebra este sábado en Perales del Alfambra organizada por la Federación de Asociaciones Vecinales de Teruel y la Confederación de Asociaciones Vecinales de Aragón (CAVA). 

El programa ha servicio para conocer experiencias contra la despoblació rural llevadas a cabo en Cáceres, Segovia, Zaragoza y Teruel. El salón de actos del Ayuntamiento de Perales se ha llenado al completo con el centenar de participantes, entre ellos el alcalde, Francisco Javier Lahoz, y el director general de Ordenación del Territorio, José Manuel Salvador.

María del Mar Martín, gestora de un programa de atracción de población al nordeste de la provincia de Segovia, ha expuesto los buenos resultados de atraer residentes de las ciudades dispuestos a tomar las riendas de negocios o actividades económicas que peligran por falta de relevo generacional. 

También se ha hablado del programa Mosaico para recuperar una extensa comarca de Cáceres asolada por un incendio forestal y la experiencia desarrollada en Artieda (Zaragoza).

El presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Teruel, Pepe Polo, ha explicado que el proyecto repoblador de Segovia afectaba a un área rural de 96 pueblos con una densidad media de 5,7 habitantes por kilómetro cuadrado, indicadores similares a los de la provincia de Teruel. Polo ha señalado que la iniciativa castellana recibió 7.000 peticiones de personas dispuestas a trasladarse desde las ciudades en el periodo más duro de la crisis económica que estalló en 2008. "Tras un proceso de depuración" de las solicitudes para buscar las más viables se ha conseguido inyectar nueva vida a empresas, talleres y negocios que se iban a cerrar por falta de sucesión al frente de los mismos. Para Polo, esta fórmula podría dar resultados también en Teruel. La CEOE-Teruel plantea una iniciativa similar para la provincia.

La programación se ha cerrado con la intervención del geógrafo Luis del Romero, vicepresidente de la asociación Recartografías, que estudia las áreas despobladas y plantea alternativas para mantener en pie, al menos, su patrimonio. Un ejemplo de sus actuaciones es la restauración de las antiguas escuelas del Mas Blanco de San Agustín como centro de actividades culturales.

Una de las actividades desarrolladas ha sido visitar la antigua estación ferroviaria de Perales, que nunca llegó a entrar en funcionamiento y que ha sido rehabilitada recientemente como albergue y piscina cubierta con un proyecto del arquitecto Joaquín Andrés. Para Polo, se trata de un ejemplo de cómo un patrimonio abandonado se puede recuperar como elemento dinamizador. 

Etiquetas
Comentarios