Despliega el menú
Teruel

Patrimonio

La iglesia de Andorra se cierra al culto por el riesgo de desprendimientos

Las misas se han trasladado a una capilla y a la casa parroquial.

La iglesia de Andorra, en el centro del casco antiguo.
La iglesia de Andorra, en el centro del casco antiguo.
Laura Uranga

La iglesia parroquial de Andorra, dedicada a la Natividad de Nuestra Señora, acaba de ser cerrada al culto ante el riesgo de desprendimientos de la cubierta. El reciente temporal Gloria agravó el deterioro del momento, que ha registrado la caída de cascotes sobre los bancos destinados al público cuando estos estaban vacíos. 

El cierre, ordenado por el Ayuntamiento ante la situación de peligro para los feligreses, se produce en vísperas de la Semana Santa, una época en la que el monumento ocupa un lugar central de la programación festiva. 

La parroquia ha trasladado las misas de los sábados y los domingos se trasladan a la capilla del Poblado minero mientras que, entre semana, se oficiarán en el salón de actos de la casa parroquial.

La iglesia de Andorra es un edificio de grandes dimensiones construido entre los siglos XVI y XVII de estilo manierista. Tiene una sola nave con capillas entre los contrafuertes. Se levantó con roca arenisca.

Etiquetas
Comentarios