Despliega el menú
Teruel

Teruel se entrega a la fiesta de los Amantes

Los turolenses salen a la calle vestidos a la usanza medieval cada vez con más antelación.Teruel bullía este viernes de gente para ver la recreación de la boda entre Isabel de Segura y Pedro de Azagra.

Turolenses y visitantes abarrotaron este viernes la plaza de la Catedral para ver una de las principales escenas de la recreación de la leyenda de los Amantes, la boda de Isabel de Segura con Pedro de Azagra en contra de la voluntad de la novia, que aún mantiene la remota esperanza de que su amado, Diego de Marcilla, vuelva de la guerra en el último momento para casarse con ella, como se habían prometido.

Vestidos en su mayoría a la usanza medieval, los asistentes no eran solo espectadores. Todos ellos han vivido la escena como si de invitados al casamiento se tratara, convirtiéndose en figurantes de esta gran teatralización que cada año gana adeptos y en la que los turolenses se involucran cada vez más. En las últimas ediciones, la población saca la ropa feudal del armario desde que arranca la fiesta -el jueves-, cuando al principio no lo hacía hasta el viernes o el sábado, los días grandes.

Así hemos contado en directo en Heraldo.es el enlace nupcial entre doña Isabel de Segura y Pedro de Azagra.

Don Pedro de Azagra e Isabel de Segura han celebrado su boda a los pies de la catedral este viernes por la mañana.

El episodio nupcial fue muy aplaudido, con una joven y rebelde Isabel -a la que da vida Alba Sánchez-, vestida de terciopelo carmesí, que no oculta su disgusto por la boda, y un Azagra bien entrado en años interpretado por Jesús Calvo. Una veintena de actores aficionados participó en un acto en el que no faltó un halcón volador trayendo los anillos y en el que los novios abandonaron la plaza a caballo, envueltos por una gran comitiva.

La ciudad bullía de gente, con sus calles llenas de viandantes -por las que empezaba a ser complicado caminar- y en el aire una mezcla de aroma a buñuelos, crepes y rosquillas de anís, que escapaba de los puestos de alimentación del mercado medieval. Los políticos, de riguroso atuendo de época, no quisieron perderse el acontecimiento. 

Allí estuvieron, entre otros, la consejera de Presidencia del Gobierno aragonés, Mayte Pérez; el consejero de Cultura, Felipe Faci; y la directora general de Turismo, Elena Allué, quienes mostraron su respaldo a una fiesta que mueve 12 millones de euros en un fin de semana y que ha inspirado otras muchas recreaciones históricas en Aragón. La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, dijo que la recreación "forma parte ya del ADN de los turolenses", mientras que el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, confesó que esta fiesta le da "mucha envidia" y que se veía "fenomenal" bajo el ropaje de un caballero medieval.

Etiquetas
Comentarios