Despliega el menú
Teruel

guardia civil 

Pillan en Teruel a tres cazadores furtivos cuando acababan de matar una cabra montés

La Guardia Civil los sorprendió en la comarca de Gúdar-Javalambre, cuando se iban a cobrar el trofeo de un ejemplar macho. 

Pillan en Teruel a tres cazadores furtivos cuando acababan de matar una cabra montés
Pillan en Teruel a tres cazadores furtivos cuando acababan de matar una cabra montés
Guardia Civil

La Guardia Civil de Teruel sorprendió a tres cazadores furtivos in fraganti cuando se disponían a  cobrar el trofeo de caza de un ejemplar macho de cabra montés (Capra Pyrenaica). A los tres se les considera autores de un delito de caza sin autorización.  

Según informan desde la Guardia Civil de Teruel en un comunicado, los hechos tuvieron lugar en unos cotos de caza en la Comarca de Gúdar-Javalambre, donde los investigados fueron sorprendidos "in fraganti" en el momento en el que se iban a cobrar el trofeo de caza recién abatido. Además, los agentes les intervinieron un rifle de caza.

Durante las actuaciones, fueron recuperados por parte del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Teruel otros tres cuerpos de animales abatidos ocultos con el fin de evitar su hallazgo.

Las tres personas investigadas, procedentes de las provincias de Valencia y Madrid, abatían a este tipo de piezas de caza con el único fin de obtener las cabezas como trofeos, las cuales podían alcanzar en el mercado un valor de hasta 6.000 €.

La normativa de caza en Aragón contempla una valoración económica por daños que se eleva a 6.000 euros por ejemplar de cabra montés, a la que se sumará a la sanción que resulte de las infracciones cometidas.

La Guardia Civil sorprende a tres cazadores furtivos in fraganti en la comarca de Gúdar Javalambre
La Guardia Civil sorprende a tres cazadores furtivos in fraganti en la comarca de Gúdar Javalambre
Guardia Civil

La presencia de cazadores furtivos matando ejemplares de cabra montés en la provincia de Teruel no es un hecho aislado. En 2017, agentes para la protección de la naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón denunciaron a un cazador furtivo vecino de la localidad turolense de Alcorisa, quien fue sorprendido en plena actividad ilícita en el coto deportivo de caza de Molinos. Durante el registro de su vehículo se encontraron un trofeo de macho montés, cuchillos de caza y abundante munición.  

En 2014, tres cazadores furtivos procedentes de Madrid fueron sorprendidos por agentes del Seprona cuando cazaban cabras montesas de forma furtiva en el coto deportivo de caza de Villarluengo. Mientras escapaban, los cazadores se deshicieron de dos cabezas de cabra montés que habían abatido previamente y que guardaban en bolsas de basura. Los agentes destacaron entonces la "alta sofisticación" del material utilizado por los furtivos, ya que llevaban un rifle Thompson de calibre 243 con mira telescópica, además de un visor nocturno adaptable al arma.

Etiquetas
Comentarios