Despliega el menú
Teruel

teruel

Los trabajadores de la térmica de Andorra reclaman este jueves en Teruel alternativas laborales

Denuncian que el cierre de la central está al caer y no hay ni un solo proyecto industrial en marcha para absorber el paro y frenar la despoblación que se producirá.

Los trabajadores de la térmica de Andorra preparaban este miércoles las movilizaciones.
Los trabajadores de la térmica de Andorra preparaban este miércoles las movilizaciones.
Heraldo

Los trabajadores de la térmica de Andorra se movilizan hoy en la capital turolense para reclamar alternativas laborales capaces de absorber el desempleo que, previsiblemente, se producirá el próximo 30 de junio, cuando, tras 40 años de funcionamiento, cierre sus puertas definitivamente la central.

Los empleados, entre los que se incluyen trabajadores directos de la central y también de empresas subcontratadas por la térmica y a los que se han sumado los jubilados de Endesa, denuncian que el apagón de la planta eléctrica está a la vuelta de la esquina y, sin embargo, no hay ni un solo proyecto industrial en marcha que pueda ofrecer un contrato a los afectados.

"Hay muchos papeles y muchos planes encima de la mesa, pero nada concreto. Se acerca el 30 de junio y los trabajadores no tienen un puesto de trabajo garantizado", advirtió el secretario del sindicato CC. OO. en Andorra, Antonio Jiménez. "A este paso, vamos a ir todos al paro", subrayó.

Los manifestantes, convocados por UGT y CC. OO., la Plataforma de las Subcontratas de la Central Térmica y Amepea –el colectivo que agrupa a los jubilados de Endesa en Aragón–, recorrerán las calles de Teruel escenificando un entierro, el del proceso de transición energética justa anunciado por el Gobierno central para sustituir el carbón por el viento y el sol como fuentes de energía.

"En este país han hecho la transición energética, pero no la justa", protestó Jiménez en alusión a que la térmica se cierra sin un plan de reindustrialización en marcha para Andorra y su comarca. El sindicalista recordó que en otras naciones, como Alemania o Polonia, está previsto seguir quemando carbón hasta 2040, cuando, al menos, ya se habrán repartido las ayudas que la Unión Europea prevé para la descarbonización de sus estados miembros. Destacó también que el Ejecutivo español aún no ha firmado el Convenio de Transición Justa que acordó suscribir inmediatamente después de la formación del Gobierno tras el 10-N.

La protesta arrancará a las 11 de la plaza del Torico y se dirigirá, por la calle de San Juan, hasta la plaza del mismo nombre. Los participantes llevarán cruces y un ataúd representando a almas en pena. Una vez en la plaza de San Juan, leerán un texto con el que solicitan a la Diputación Provincial de Teruel que les apoye en su batalla. El Ayuntamiento de Andorra ha fletado un autobús para que los vecinos puedan sumarse a la movilización.

El secretario de UGT en Teruel, Alejo Galve, alertó de que "el tiempo transcurre y aquí nadie dice nada". Señaló que aún no están en marcha los proyectos de energías renovables anunciados por la DGA ni por la propia Endesa, como tampoco la creación de un polígono intercomarcal en el que puedan instalarse empresas con el apoyo de la Administración.

Galve advirtió de que, o se instalan empresas "o la gente va a empezar a marcharse". Recordó que 35 operarios de empresas subcontratadas ya han perdido su empleo y otros 17 trabajadores de la térmica han sido trasladados a otros centros de la empresa en el país en tanto se concreta la creación de un gran parque fotovoltaico en Andorra. "Por ahora, sus familias siguen aquí, pero si no pueden retornar, se irán todos", dijo.

El portavoz de la plataforma de Subcontratas de la Térmica, Nicolás Bespín, pidió el mismo trato que en su día recibieron los excedentes de las empresas auxiliares de minería cuando se cerraron las minas. "El Ministerio de Industria abrió una bolsa de trabajo con nombres y apellidos de los trabajadores, que tenían preferencia para entrar en los nuevos proyectos que llegaran al territorio", dijo.

Un mensaje de tranquilidad

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, quiso lanzar este miércoles un "mensaje de tranquilidad" a la población de Andorra destacando que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, conoce a fondo la situación de las cuencas mineras y que el Gobierno tiene ya a su disposición todas las herramientas para afrontar una transición justa. "Creo que, sin bajar la guardia, hay razones para un moderado optimismo en cuanto al futuro de las cuencas mineras", afirmó Lambán.

Etiquetas
Comentarios