Despliega el menú
Teruel

juicio a Igor el Ruso

Manuel Marcuello: "Me acuerdo de él, lo tengo aquí metidico, es algo que no se olvida"

El cerrajero que recibió un disparo de Feher, ha explicado que la bala le destrozó 9 centímetros de hueso del húmero.

Norbert Feher, alias Igor El Ruso. 28/01/2020 fotos Javier Escriche [[[FOTOGRAFOS]]]
Norbert Feher, alias Igor El Ruso, en su declaración esta mañana.
Javier Escriche

Manuel Marcuello, el cerrajero de Albalate del Arzobispo que el 5 de diciembre de 2017 acompañaba al propietario del masico para reparar la cerradura de esa casa de campo que alguien había roto, y que en ese momento recibió un disparo de Igor el Ruso en el brazo, ha relatado que fueron al masico con el coche de aquel. Llevaba la linterna en la cabeza mientras el dueño de la casa, Manuel Andreu, hacía maniobras con su vehículo. 

Antes de llegar a la puerta oyó ruidos, "como de hierro", y pensó que había alguien dentro. "Pregunté quién había y salió él con la pistola en la mano", ha recordado. Según Marcuello, Feher estaría como máximo a un metro y en ese momento llegó a pensar que todo era fruto de una broma. "Salió vestido de militar y decía 'ñeñeñeñeñe', pensé que me iba a matar, porque disparó", ha proseguido. 

El cerrajero ha relatado que, a continuación, se abalanzó sobre él y ambos cayeron al suelo forcejeando en un intento de arrebatarle la pistola. "Cuando no pude más, me eché para un lado y entonces me disparó otra vez", ha dicho. Marcuello ha explicado que lleva  una prótesis de cadera y que cuando se marchaba andando, Igor el Ruso siguió disparando. "No sé cuántas veces, cinco, seis... No lo sé", ha dicho. La zona estaba oscura y el coche había quedado apuntando hacia la entrada, con las luces puestas. "Allí no había nadie, estábamos en el medio del monte, junto al río", ha recordado.

Según ha explicado, el disparo le destrozó 9 centímetros de hueso del húmero, que le han tenido que reconstruir. Fue operado en Alcañiz primero y luego en Zaragoza, utilizando hueso de su cadera para llevar a cabo la reconstrucción. 

Solo nueve días después del tiroteo de Albalate del Arzobispo, Igor el Ruso, cuyo nombre real es Norbert Feher, acabó a tiros con la vida de dos agentes de la Guardia Civil y del ganadero José Luis Iranzo en Andorra. Tras el triple crimen, Marcuello fue llamado por la Guardia Civil, que le mostró una fotografía de Feher y le preguntó si lo reconocía como autor de los disparos. "Lo reconocí sin ninguna duda porque lo vi perfectamente. Me acuerdo de él, lo tengo aquí metidico, es algo que no se olvida", ha dicho en su testificación en el juicio.

Marcuello ha dicho al funcionario judicial que no hace falta que abra del todo la persiana que evita el contacto visual entre los testigos y el acusado, quien permanece dentro de una cabina blindada por motivos de seguridad, porque "es él". El cerrajero ha reclamado "lo que tenga derecho por la lesión".

A preguntas de su abogado defensor, Agustín Comín, Manuel Marcuello ha explicado que cuando forcejeó con Feher ya llevaba el disparo en el brazo y que ha estado más de un año de baja, con tres intervenciones quirúrgicas. A día de hoy, sigue temiendo que el brazo se le rompa.

El letrado que defiende a Igor el Ruso, Manuel Zapater, sí ha formulado una pregunta a Marcuello, quien ha explicado en su respuesta que cuando se marchaba del masico notó que "dos o tres disparos daban en tierra cerca de mí".

Etiquetas
Comentarios