Despliega el menú
Teruel

patrimonio

El acueducto de Los Arcos, un bien de interés cultural en ruinas a las puertas Teruel

El arco de Santa Bárbara, del siglo XVI, se desmorona y no hay ninguna previsión de actuar en el tramo rural de la conducción de agua, que se prolonga 4 kilómetros.

El arco de Santa Bárbara, uno de los elementos que más peligran del acueducto de Los Arcos de Teruel.
El arco de Santa Bárbara, uno de los elementos que más peligran del acueducto de Los Arcos de Teruel.
Heraldo.es

El acueducto de Los Arcos de Teruel, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2007, amenaza ruina en algunos de los tramos que discurren fuera del casco urbano. Uno de los elementos más amenazados es el arco de Santa Bárbara, a las afueras de la ciudad. Otros puntos de los cuatro kilómetros de trazado rural presentan también un estado ruinoso, con algún derrumbamiento.

Recientemente, CHA presentó en el pleno del Ayuntamiento una propuesta que salió adelante por unanimidad para redactar un estudio previo a abordar la restauración integral del monumento que permitiría su aprovechamiento como recurso turístico. El consenso no se ha traducido en ninguna actuación concreta.

El acueducto, construido en el siglo XVI por el ingeniero Pierres Vedel, discurre entre la ciudad y el manantial de la Peña del Macho, a cuatro kilómetros. En su recorrido incluye túneles, arcos y canales. Algunos de estos elementos están en peligro, como los arcos de Santa Bárbara y de la rambla de los Mansuetos. Mejor suerte corrió el arco del barranco de las Nogueras, objeto de una reciente restauración integral.

El arqueólogo y especialista en el acueducto Javier Ibáñez reconoce que la degradación de las principales infraestructuras se agrava por falta de conservación. Señala que el arco de Santa Bárbara "ha acelerado su proceso de deterioro" con peligro de que se produzcan "desplomes parciales".

De hecho, las zonas de remate del puente –por donde discurre el canal para el agua– se han venido abajo. Además, la pared que se apoya en el arco presenta desprendimientos y su equilibrio es precario. Ibáñez transmite su «sensación» de que el desmoronamiento seguirá progresando. "En cuestión de meses, se puede hundir una cara del muro", advierte.

El estudioso señala que los tramos subterráneos entrañan peligro de derrumbamiento, lo que podía causar accidentes graves si algún curioso penetra en su interior porque las bocas no están cerradas. También la captación de aguas en la Peña del Macho, a través de una mina, "está mal", con hundimientos que impiden llegar a su arranque.

El grave deterioro de la infraestructura hidráulica, una de las más importantes del Renacimiento español, impide, según el arqueólogo, aprovechar su "extraordinario potencial" como un recurso turístico. La obra parte de las afueras de la ciudad y tiene "mucho que ver", tanto desde el punto de vista del patrimonio cultural como del natural al atravesar paisajes de bosques y fluviales.

El concejal delegado de Infraestructuras, Juan Carlos Cruzado, reconoce que no hay ninguna previsión de actuar en el tramo del acueducto que queda fuera de la ciudad. Señala, no obstante, que dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi), cofinanciada al 50% por la UE, se va a encargar en breve la redacción del proyecto para restaurar dos elementos monumentales de la conducción: el Arquillo, en el barrio del Carrel, y la Fuente del Calvario, ambos dentro de la ciudad. El presupuesto de licitación es 8.700 euros y el plazo de redacción es de 2,5 meses.

El edil explica que el Ayuntamiento dispone de informes fotográficos sobre el estado general del acueducto desde la ciudad hasta la Peña del Macho. Se trata, a su juicio, de una infraestructura "importante" para la ciudad y que sería interesante "recuperar" como atractivo monumental contiguo al parque de Las Arcillas.

Además de los arcos de Santa Bárbara y de la rambla de los Mansuetos, otros puntos en pésimo estado de conservación con los túneles y algunas secciones a cierto abierto, que se han derrumbado.

El responsable de patrimonio de CHA, Fernando Burillo, explicó al presentar la propuesta para el Ayuntamiento que el acueducto de Los Arcos es un monumento "de primer orden" para la ciudad y figura entre las obras hidráulicas "más importantes de España" en el Renacimiento, pero su estado de conservación "es penoso".

Etiquetas
Comentarios