Despliega el menú
Teruel

Aliaga avisa a Andorra: "Una empresa no se monta en una semana"

El vicepresidente del Gobierno de Aragón entiende la preocupación por el cierre de la térmica e insiste en que trabaja para minimizar el impacto.

El vicepresidente Arturo Aliaga, junto al decano de Cogitiar, Enrique Zaro, ayer en Ibercaja.
El vicepresidente Arturo Aliaga, junto al decano de Cogitiar, Enrique Zaro, ayer en Ibercaja.
ARANZAZU NAVARRO

El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, aseguró ayer que entiende la preocupación que el inminente cierre de la térmica ha generado en Andorra, donde la plataforma de trabajadores de las subcontratas de la central térmica de Andorra (Teruel), los sindicatos UGT y CC. OO. y la Agrupación Minero Eléctrica de Pensionistas de Endesa Aragón (Amepea) han convocado este sábado una manifestación para exigir una transición "justa" y medidas "más ambiciosas" de las previstas para paliar "el duro revés" que está ya suponiendo el fin de la producción de carbón. Una movilización a la que no acudirá porque ya tenía prevista en su agenda su presencia en la feria de la trufa de Vera de Moncayo, aunque "el PAR estará presente", añadió. Eso sí, insistió en que aunque se trabaja intensamente para minimizar el impacto de la descarbonización y es de justicia que las cuencas mineras vean recompensado el esfuerzo que han hecho para que se desarrollen otras regiones que no tenían energía, recordó a los manifestantes que "una empresa no se monta en una semana ya que todos los proyectos llevan su tiempo legal".

Aliaga hizo estas afirmaciones momentos antes de participar en la XXI Jornada de Energía y Medio Ambiente organizada por el Colegio Oficial de Graduados de Ingeniería de la rama industrial, Ingenieros Técnicos Industriales y Peritos Industriales de Aragón (Cogitiar) con una conferencia que precisamente llevaba por título ‘La transición hacia una economía descarbonizada’. Una intervención en la que el vicepresidente insiste en que comienza "la década más apasionante y comprometida". Y no solo para los gobernantes o los industriales y empresarios, "sino para toda la sociedad en general". Una década "compleja" en la que, según Aliaga, habrá que redefinir "todo el trabajo y la normativa realizada hasta ahora", dado los nuevos aires que se respiran en Europa tras la composición de un nuevo Ejecutivo comunitario consciente de que «estamos en emergencia climática".

Y en este proceso hacia una economía totalmente descarbonizada, "por el que España tiene que pasar se quiera o no", destacó el vicepresidente, que abogó por que Aragón se convierta en punta de lanza. "La Comunidad tiene recursos y sus empresas están capacitadas para afrontar el reto de lograr una economía neutra en carbono", explicó. Una afirmación que justificó recordando el importante desarrollo de las energías renovables en la región, la fabricación del coche eléctrico, la existencia de centros de investigación de referencia en movilidad y, sobre todo, "la conciencia especial en este territorio de que esto va en serio", señaló el vicepresidente, que insistió, además, en la apuesta y el trabajo del Gobierno en esta materia.

Etiquetas
Comentarios