Despliega el menú
Teruel

natalidad

La madre del primer bebé nacido en 2020 en Teruel trabaja en Madrid y vive en Monreal "para no vaciar la provincia"

Carmen, nacida a las 17.00 del 1 de enero en el Obispo Polanco, es el primer hijo de Lucía Lázaro, azafata de vuelo, y de Eduardo Lorente, trabajador de Pyrsa.

Carmen, primer bebé nacido en la provincia en 2020, con su madre, Lucía Lázaro, y su padre, Eduardo Lorente.
Carmen, primer bebé nacido en la provincia en 2020, con su madre, Lucía Lázaro, y su padre, Eduardo Lorente.
Javier Escriche

Los padres del primer bebé nacido en la provincia de Teruel en 2020, Carmen Lorente, son un ejemplo de compromiso con el medio rural y con la lucha contra la despoblación. La madre de la niña, que vio la luz a las 17.00 del 1 de enero, Lucía Lázaro ha explicado este jueves que trabaja en Madrid pero reside en Monreal del Campo con su marido "para no vaciar la provincia". Desde la cama del hospital Obispo Polancodonde se recupera del alumbramiento, explica que cada semana desempeña su trabajo en la capital de España pero los fines de semana regresa a Monreal. 

Lucía Lázaro, coincide con su marido, Eduardo Lorente, en considerar "genial" poder vivir en un pueblo como Monreal del Campo, que está "bien comunicado" con Teruel y Zaragoza y que dispone de una buena oferta de servicios. Añade que tanto a ella como a su marido les "gusta mucho" vivir en un pueblo. Además, adelanta que no se va a conformar con un solo hijo y, "al menos", van a ir a por el segundo. 

Lorente, también firme defensor de la vida en el medio rural, afirma que es "lo mejor que se puede hacer" para que un niño disfrute de "libertad" de movimientos. Ha recordado que la llegada de su primer hija ha sido "una alegría muy grande", además de estrenar el casillero de nacimientos en la provincia. Ha recordado que también el primer nacimiento de 2019 correspondió a una pareja de Monreal.

La madre de Carmen, natural de Caminreal, ha explicado que pudo cenar en Monreal el 31 de diciembre y tomarse las uvas. Los síntomas del alumbramiento inminente arrancaron a las 3.30 de la madrugada del 1 de enero y terminaron con un parto "genial" y con el "mejor regalo posible", la llegada de su hija, que ha pesado 3,7 kilos y mide 59 centímetros. Con estos datos, sentencia el Año Nuevo "ha empezado muy bien".

Etiquetas
Comentarios