Despliega el menú
Teruel

comunicaciones

La luz verde a la fibra óptica desatasca una inversión de 8 millones en Rubielos de Mora

El Ayuntamiento concede la licencia de obras para iniciar el cableado que exige la empresa Turomas para llevar adelante un plan de ampliación que generará 50 empleos.

Miguel Tomas, fundador de la empresa Tromas. Foto AntonioGarcia/Bykofoto. 08/12/18 [[[FOTOGRAFOS]]]
Miguel Tomas, fundador de la empresa Turomas, en la planta de Rubielos de Mora
Antonio Garcia/Bykofoto

El proyecto de la empresa Turomas de Rubielos de Mora para ampliar su fábrica de máquinas de corte de vidrio, presupuestado en ocho millones de euros y que generará 50 empleos, ha recibido este lunes un impulso que podría ser definitivo con la aprobación de la licencia de obras por el Ayuntamiento para instalar la fibra óptica en toda la localidad, condición indispensable, según la industria, para llevar adelante su plan de expansión.

La Comisión Provincial del Patrimonio Cultural dio el pasado miércoles el visto bueno para el proyecto presentado por la empresa MásMóvil para extender la fibra óptica por el pueblo. La aprobación llega tras un primer intento fallido el pasado mes de noviembre.

Fuentes del Departamento de Cultura señalan que la autorización para el proyecto de Rubielos, cuyo conjunto histórico está declarado Bien de Interés Cultural, puede servir de referente para otras iniciativas similares. La alternativa adoptada pasa por que la fibra óptica se adose al cableado del alumbrado público como solución «provisional». Añaden que, a largo plazo, el tendido deberá soterrarse pero la fórmula aprobada permita iniciar la extensión de inmediato.

El alcalde Ángel Gracia explica que la comisión de urbanismo del Ayuntamiento ha aprobado este lunes la licencia de obras para acometer los trabajos, cuyo inicio depende ahora de la empresa telefónica encartada de esta labor, MásMóvil.

La extensión de la fibra óptica era la condición indispensable fijada por Turomas –una industria de alta tecnología especializada en fabricar equipos para el corte de vidrio que exporta su producción a 120 países de los cinco continentes– para seguir adelante con la ampliación, que quedaba aparcada hasta la llegada de un servicio de internet de alta capacidad.

Miguel Tomás, el dueño de la empresa, aclara que hasta que no se inicien los trabajos de cableado no dará por segura la llegada de la conexión a internet de alta velocidad. Añade que la resolución de esta carencia está ahora «en manos de la empresa» encargada. El industrial se muestra «relativamente optimista» respecto la imprescindible llegada de la fibra óptica a su empresa, porque «¡tantas veces han dicho que este asunto estaba solucionado!», enfatiza. Reconoce que «hay mucha presión y la empresa intentará solucionar el problema».

La empresa Turomas ofrece a sus clientes un servicio de mantenimiento y reparación a distancia a través de internet, pero para llevar a cabo esta prestación de forma operativa necesita de un acceso rápido y eficaz a la red. El propietario explica que ahora recurre a líneas ADSL, pero resultan insuficientes para una operatividad con garantías.

La empresa ocupa actualmente a 103 trabajadores. El plan de ampliación, a desarrollar hasta 2025, prevé construir cinco naves con una inversión de ocho millones de euros con la incorporación de 50 trabajadores más. Sin embargo, al no disponer de fibra óptica había recortado los planes de expansión a solo una nave con la creación de 15 puestos de trabajo. La obra está prácticamente terminada a la espera de la instalación de dos grúas puente.

Fibra óptica en el Centro Histórico de Teruel

La misma Comisión del Patrimonio que aprobó el proyecto de Rubielos autorizó la extensión de la fibra óptica a las primero cinco calles del Centro Histórico de Teruel, también Bien de Interés Cultural: Salvador, Joaquín Costa, Diputación, Chantría y Alcañiz.

Etiquetas
Comentarios