Despliega el menú
Teruel

medio ambiente

Indignación en el Matarraña por el proyecto de cuatro parques eólicos

El sector turístico se moviliza contra un plan de aerogeneración que califican como «desastre» para la comarca.

Paraje de Valjunquera en el que están proyectados los molinos.
Paraje de Valjunquera en el que están proyectados los molinos.
Heraldo.es

Inquietud en el Matarraña tras conocerse que la empresa de construcción de instalaciones de energías renovables Capital Energy se reunió en los últimos meses con varios alcaldes del Matarraña y Bajo Aragón Caspe para llevar a cabo un sondeo sobre la construcción de 4 parques eólicos. El borrador de proyecto ubica 84 aerogeneradores en los municipios de La Portellada, Ráfales, La Fresneda, Fórnoles, Valdeltormo, Mazaleón, Fabara, Valjunquera y Maella. Se trataría de los parques Argestes, con 16 molinos, Arlo con 17, Céfiro con 19 y Paucali con 32.

Todos los alcaldes consultados recalcan que tan solo se trata de una consulta previa. Aludieron a que la instalación de aerogeneradores en sus términos municipales podría suponer una inyección extra para sus ajustados presupuestos municipales así como el arreglo de sus carreteras.

Sin embargo reconocien que el impacto visual sería muy grande, en algunos casos irreparable y que afectaría, no solo a sus municipios, si no a toda la comarca con el consiguiente perjuicio al sector turístico y con la devaluación del paisaje natural. «Queremos en primer lugar tranquilizar a todos porque es tan solo una consulta previa», explica la alcaldesa de Valjunquera Susana Traver, conocedora de la propuesta pero que aún no se ha reunido con la empresa.

El presidente comarcal y alcalde de Mazaleón Rafael Martí se pronuncia en la misma línea y recuerda además que existe una directriz comarcal aprobada en 2008 «muy restrictiva» hacia este tipo de infraestructuras y que el borrador planteado incumple en muchos casos la normativa. Confirma, de igual modo que se reunirá con todos para tratar este asunto. Fuentes del Gobierno de Aragón confirman que tan solo se trata de unas consultas previas y que en ningún caso puede hablarse de un proyecto firme.

Por su parte varios agentes del territorio no ocultaron su malestar y su «asombro» por el mero hecho de que se haya producido esta propuesta de parque eólico que calificaron como «desastre» para el sector turístico matarrañense. Por todo ello la Asociación de Empresarios del Matarranya confirma que han solicitado una reunión para saber cual es la posición oficial de los agentes políticos. Recuerdan que dentro dicha directriz de ordenación del territorio de 2008 se deja claro que no puede haber ninguna instalación de este tipo a menos de 10 kilómetros es espacios protegidos, algo que en el borrador hecho público no se cumple. Califican de totalmente «masificado» el proyecto por su envergadura, algo que también incumple la norma.

Asimismo, apuntan a que el proyecto eólico «desestabiliza» el modelo de la Carta del Paisaje aprobada en junio de 2010 por los agentes políticos, sociales y económicos matarrañenses para promover la mejora del paisaje. Argumentan que la construcción de uno o varios parques eólicos choca «frontalmente» con la sostenibilidad y la filosofía turística que el Matarraña lleva impulsando desde su constitución como comarca en 2003. Desde esa fecha se han pasado de 800 plazas hosteleras a las 2.500 que existen en la actualidad creando un total de 300 puestos de trabajo directos. «Invito a todos a ver el desastre del parque eólico de nuestra vecina la tarraconense Terra Alta en el Coll del Moro. Esta propuesta echa por tierra nuestro modelo turístico y el concepto de paisaje idílico que se ha vendido del Matarraña », explica Javier Pons, productor de vino y aceite ecológico en la finca Demeter Tastavins entre Ráfales y La Portellada y cuya finca se vería directamente afectada por el impacto visutal de los aerogeneradores.

Etiquetas
Comentarios