Despliega el menú
Teruel

teruel

Absueltos los acusados de colgar tuits ofensivos contra los agentes asesinados por Igor el ruso

La sentencia considera que "no cabe cometer delito de injurias contra personas fallecidas".

El Juzgado de lo Penal de Teruel comienza el juicio contra cuatro personas por proferir insultos y mofas en la red social Twitter ante las muertes violentas de dos guardias civiles en diciembre de 2017. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 19/11/19 [[[FOTOGRAFOS]]]
Juicio contra cuatro personas por proferir insultos y mofas en la red social Twitter ante las muertes violentas de dos guardias civiles en diciembre de 2017. 
Antonio García/Bykofoto

El juzgado de lo penal de Teruel ha absuelto a las cuatro personas acusadas de haber colgado tuits ofensivos contra la guardia civil tras el asesinato a manos de Igor el ruso, hace ahora dos años, de dos agentes de dicho cuerpo de seguridad y de un ganadero en Andorra.

La sentencia considera que la carga vejatoria e insultante de los mensajes emitidos "no deja lugar a dudas", sin embargo concluye que "no cabe cometer delito de injurias contra personas fallecidas". Aclara el fallo que no se puede lesionar el honor de un fallecido, "aunque indirectamente pueda afectar a familiares".

El mismo argumento esgrime la sentencia para descartar que haya habido un daño a la integridad moral de los dos agentes fallecidos. La sentencia señala que los tuits lanzados por los acusados desprecian el dolor de los familiares de las víctimas, pues lejos de mostrar sus condolencias por la muerte violenta de los agentes, transmiten su alegría por el triste suceso. "Ahora bien -dice el texto-, de esta actitud sin duda dañina no deriva una sensación de envilecimiento o de humillación, vejación o indignidad".

Tampoco ve la sentencia un delito de odio, al entender que este tipo penal protege a determinados colectivos en los que no se incluyen los cuerpos y fuerzas de seguridad.

El fallo indica también que, aunque la exteriorización de manifestaciones verbales debe dejar un amplio espacio a la libertad de información y expresión, los mensajes lanzados por los acusados no quedan amparados bajo el paraguas de la libertad de expresión. Sin embargo, la sentencia estima que aún cuando se aprecia claro carácter ofensivo, "el resultado adolece de la falta de gravedad necesaria para su tipificación".

María Planas, una joven de Zuera, colgó tras la muerte de los agentes un tuit diciendo que "todo son buenas noticias". Felipe Segura, de Barcelona, lanzó: "Pues que hubieran estudiado en vez de alistarse a un cuerpo militar de matón y ablanda abuelas". Candelaria Olivera, de Tenerife, mostró su acuerdo con la joven de Zuera, mientras que Olga Riera dijo "karma".

Por estos hechos se enfrentaban a penas de hasta cuatro años de cárcel y el pago de multas e indemnizaciones.

Etiquetas
Comentarios