Despliega el menú
Teruel

Las subcontratas de Endesa exigen a Aliaga «soluciones en firme» tras el cierre de la térmica

El vicepresidente de la DGA se muestra optimista y destaca el trabajo del Gobierno de Aragón para llegar a una «transición justa» en la zona.

La plataforma de los trabajadores de las subcontratas reunida ayer con Arturo Aliaga.
La plataforma de los trabajadores de las subcontratas reunida ayer con Arturo Aliaga.
M. Quílez

"Seguimos con los compromisos pero el problema es que llevamos un año así y, desde entonces, se han perdido más de 150 puestos de trabajo". Con pesimismo y hartos de promesas incumplidas salieron ayer los trabajadores de las subcontratas de Endesa en la Central Térmica de Andorra de la reunión que mantuvieron con el vicepresidente y consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga. Recordaron que la planta dejará de echar humo en enero y que todavía no saben quién se va a encargar del desmantelamiento. "El carbón se acaba y no tenemos ninguna solución en firme", dijo José Alberto López, portavoz de la plataforma, que lamentó que no avanzan los proyectos presentados, como la planta de pellets que Forestalia prevé abrir en Andorra.

"Muchas promesas y mucha voluntad, pero mientras nos manifiestan sus compromisos la gente se va de Andorra a buscarse la vida y son familias que no van a volver", añadió Pedro Miñana, miembro del comité de empresa de Maessa, una de las subcontratas que esta semana ha comunicado 30 despidos hasta febrero.

Posibles movilizaciones

Los trabajadores, que no descartan movilizaciones, solicitaron a Aliaga apoyo para presionar a Endesa para que comunique cuanto antes a qué empresas se va a recurrir para el desmantelamiento. "Si no a última hora nos dirán que no estamos formados para llevar a cabo esos trabajos y vendrá gente de fuera a realizarlos", añadió Miñana apesadumbrado. También le pidieron al vicepresidente voz en las mesas de negociaciones que se están creando en las administraciones para analizar los proyectos e iniciativas que esperan implantar en la cuenca minera turolense.

Arturo Aliaga, que se mostró más optimista tras un encuentro "constructivo" e "instructivo", recogió el guante y aseguró que no "habría problema" en incluirlos en las conversaciones y foros en los que actualmente analizan la situación de la cuenca y buscan soluciones. Destacó que el Gobierno de Aragón está trabajando en la comisión del cierre de la térmica que se creó hace un año en las Cortes de Aragón para atraer inversiones y se refirió a avances en proyectos como la elevación de aguas, el cargadero ferroviario o la N-232. También aludió a las próximas ayudas del Instituto del Carbón para infraestructuras de las cuencas mineras. Aliaga se mostró optimista con respecto al decreto ley que el Gobierno central aprobó el pasado viernes por el que se subastarán los 1.000 megawatios de la térmica para que se los queden aquellos proyectos que planteen mejores condiciones sociales, tecnológicas y ambientales. «Si se abre la subasta no va a haber dos proyectos, ni tres. Va a haber más», adelantó Aliaga, que avanzó que esos planes pueden llevar aparejadas inversiones industriales de creación de empleo.

Etiquetas
Comentarios