Despliega el menú
Teruel

Teruel

Juzgadas cuatro personas acusadas de lanzar tuits de odio hacia la Guardia Civil tras el crimen de Igor el Ruso

Se enfrentan a peticiones de pena de 4 años de cárcel, multas de 10.800 € y pago de altas indemnizaciones

El Juzgado de lo Penal de Teruel comienza el juicio contra cuatro personas por proferir insultos y mofas en la red social Twitter ante las muertes violentas de dos guardias civiles en diciembre de 2017. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 19/11/19 [[[FOTOGRAFOS]]]
Uno de los cuatro acusados, durante su declaración esta mañana en el Juzgado de lo Penal de Teruel.]
Antonio García/Bykofoto

Tres mujeres y un hombre se han sentado este martes en el banquillo del Juzgado de lo Penal de Teruel acusados de haber publicado en las redes sociales mensajes ofensivos hacia la Guardia Civil. Los comentarios fueron colgados a las pocas horas de que se conociera, el 14 de diciembre de 2017, que dos agentes del cuerpo armado y un ganadero habían sido asesinados en Andorra por el exmilitar serbio Igor el Ruso.

Los abogados que representan a las viudas de los dos guardias civiles, Jorge Piedrafita y Mariano Tafalla, piden penas de hasta cuatro años de prisión y multas de casi 11.000 euros para los procesados al entender que estos han cometido delitos de odio y de injurias hacia los agentes y sus familiares y hacia la Guardia Civil.

Piedrafita jha señalado que no cabe apelar a la libertad de expresión, porque esta "no puede amparar comentarios que atenten contra la dignidad de dos agentes ejemplares que cuidaban de todos nosotros y que han fallecido".

Tafalla ha defendido que los mensajes "son vejatorios para las víctimas por la pertenencia a la Guardia Civil", y ha reclamado que aquellas conductas que van contra la intimidad y el honor "deben tener su reproche penal". Por contra, los abogados defensores de los 4 imputados piden la libre absolución al estimar que el contenido de esos mensajes no apunta a tales delitos.

María Planas, que reaccionó en las redes ante el suceso con un "si es que todo son buenas noticias" -entre otras expresiones-, ha afirmado que aquello "fue un error" y se ha arrepentido. Felip Segura, respaldado en la calle por 30 vecinos de su pueblo barcelonés, Olesa de Montserrat, dijo que su comentario tachando a la Guardia Civil de "perdonavidas y ablanda abuelas" era solo una "crítica" a la actuación de la Benemérita durante el referéndum por la autodeterminación de Cataluña meses antes. Candelaria Olivera, que insultó a los guardias civiles, también pidió disculpas mientras que Olga Riera dijo que su mensaje "Karma" quiso decir "descansen en paz".

Absuelto por comentarios contra Víctor Barrio

El juicio ha coincidido con la noticia de la absolución, por un juzgado de Segovia, a un maestro residente en Paterna (Valencia) acusado de delito de odio por comentarios supuestamente denigrantes en las redes contra el torero Víctor Barrio tras su fallecimiento en la plaza de toros de Teruel en julio de 2016.

En la sentencia, el juez considera que la viuda y los padres del matador han sido víctimas de un "voraz episodio de odio", pero absuelve al encausado en función de lo recogido en el Código Penal, que protege del delito de odio a grupos vulnerables o de riesgo que pudieran sufrir discriminación en los que no se incluye al mundo de la tauromaquia y la lidia. El acusado negó ante el juez ser el autor de los comentarios sobre Víctor Barrio y aseguró que le hakearon su perfil en Facebook.

Etiquetas
Comentarios