Despliega el menú
Teruel

Teruel

El guardia civil de Albarracín que sufrió un accidente y dio positivo en el test de alcoholemia dice que se le cruzó un ciervo

El juicio ha quedado suspendido al no comparecer algunos testigos.

Teruel
Pedro Jesús Valero, teniente de la Guardia Civil en el puesto de Albarracín, esta mañana durante su declaración en el juicio.
M. A. M.

El teniente del puesto de la Guardia Civil de Albarracín, Pedro Jesús Valero, que el pasado 31 de octubre arrojó, según sostiene la Fiscalía de Teruel, una tasa de alcohol superior al límite penal de 0,60 miligramos por litro de aire espirado tras sufrir un accidente con su coche estando fuera de servicio, ha declarado hoy en el juicio que perdió el control del vehículo porque se le cruzó un ciervo de gran tamaño.

Valero ha relatado que aquel día, tras cenar en Albarracín, tomó "unas cervezas" y luego cogió su coche en dirección a Villar del Cobo, un recorrido en el que se produjo el siniestro. Tras asegurar que él se encontraba “bien”, ha afirmado que lo que provocó el accidente de tráfico fue la salida por el margen derecho de la carretera, justo en una curva, de un ciervo que le obligó a girar hacia la izquierda.

A preguntas de la Fiscalía ha reiterado que él se encontraba bien, pero que es “consciente” de que arrojó un determinado índice de alcoholemia. El Ministerio Público sostiene que el guardia civil dio 0,62 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y le acusa, por tanto, de un delito contra la seguridad vial. El fiscal pide para él una multa de 2.160 euros y que le sea retirado el carnet de conducir durante 15 meses.

El juicio ha quedado suspendido hasta nueva fecha tras la declaración de Valero, al no comparecer en la sala, por causas que se están investigando, los agentes de la patrulla de la Guardia Civil que le practicaron el test de alcoholemia y que debían acudir para ratificarse, o no, acerca de los datos que arrojó el alcoholímetro.

La vista ha sido interrumpida a petición del fiscal, si bien la defensa se ha opuesto a esta medida al considerar que el testimonio de los guardias civiles no aportaría nada que permitiera romper la presunción de inocencia de su defendido, al tiempo que existen, en su opinión, suficientes elementos para juzgar a su representado. Ha agregado que la suspensión del juicio “alarga la pena de banquillo” de su cliente.

Etiquetas
Comentarios