Despliega el menú
Teruel

Teruel

Testimonio de una aragonesa en Venecia: "He dado clase en la facultad con los pantalones y los pies mojados”

La turolense Paula Marqués, profesora de Filología Catalana en Venecia, relata los problemas vividos en la ciudad italiana tras las excepcionales inundaciones

Teruel
Paula Marqués, a la derecha, en una foto tomada ayer en un descenso del agua.
Heraldo

“He tenido que dar clase en la facultad con los pantalones y los pies mojados”. Paula Marqués, natural de la localidad turolense de Pozondón y residente en estos momentos en Venecia, donde ejerce como profesora de Filología Catalana, explica que la excepcional inundación que registra la ciudad italiana está ocasionando numerosos problemas a la población.

Según relata, el agua en las calles ha alcanzado hoy una altura de 144 centímetros en algunos puntos mientras que ayer por la noche la máxima estuvo en 187 centímetros, niveles que no se registraban desde hacía décadas y para los que no sirve de nada llevar puestas las botas de agua.

Teruel
Góndolas amontonadas por el efecto del agua en Venecia.
Heraldo

Paula, junto con otras personas, ha decidido ayudar a familias que viven en una planta baja y a propietarios de bares y restaurantes a limpiar con escobas la basura que deja el agua al descender de nivel, algo que se produce dos veces al día. “Muchos negocios están sufriendo graves pérdidas”, advierte la turolense.

Teruel
Una barca varada en un rincón de Venecia.
Heraldo

Al mismo tiempo, ha habido un desplome de las temperaturas que hace que la calefacción en las casas “sea insuficiente” y haya que abrigarse con más ropa de la habitual incluso para dormir, afirma Paula. Las inundaciones están provocando un escenario “caótico, con góndolas amontonadas y daños en muchos edificios, entre ellos, la basílica de San Marcos”. Relata que al aspecto dramático de la ciudad se suma el efecto del sonido de las sirenas utilizadas para avisar de la subida del agua, que son las mismas que se usaban durante la Segunda Guerra Mundial para alertar de peligros.

Para Paula, “ha faltado previsión” pues, según señala, no fue anunciado con suficiente margen de tiempo la extraordinaria subida del agua. Según señala, la situación puede estar provocada por el cambio climático, pero también por las obras que se realizan para ampliar los canales y que por ellos puedan pasar grandes barcos de mercancías.

Etiquetas
Comentarios