Despliega el menú
Teruel

TEruel

Los vecinos de Villastar se unen para recuperar el santuario celtíbero

Echa a andar una asociación que apoya la labor del Ayuntamiento para abrir un centro de interpretación y mejorar el entorno del yacimiento

Teruel
Miguel Fandos y Jesús Martín, de la Asociación Montaña Escrita. Al fondo, el santuario celtíbero.
Jorge Escudero

Los vecinos de Villastar se han puesto manos a la obra para rescatar del olvido y el abandono el santuario celtíbero de más de 2.000 años de antigüedad cuyos restos se conservan en el término municipal, en una montaña situada a unos dos kilómetros del casco urbano. El yacimiento, aunque fue expoliado a principios del siglo XX, conserva todavía inscripciones en lengua prerromana y latín que lo vinculan con el culto hacia uno de los dioses más importantes del panteón celta, Lugh.

De entre la población, con 500 censados, acaba de surgir una asociación que ya aglutina a 190 personas entre vecinos y antiguos habitantes de Villastar y que se ha marcado como objetivos la "recuperacion, protección y promoción" de este espacio que fue lugar de culto para íberos, celtas y romanos. La agrupación, bautizada como Asociación Cultural Santuario Celtíbero de la Montaña Escrita de Peñalba de Villastar, quiere restaurar en lo posible el yacimiento y darlo a conocer como un valioso patrimonio de la localidad.

El presidente de la asociación y vecino de Villastar, Jesús Martín, lamenta que en el primer cuarto del siglo XX fueran arrancados varios fragmentos que contenían inscripciones y que acabaron en el Museo Arqueológico de Barcelona. Al considerar "poco menos que imposible" recuperar aquellas piezas originales, el responsable de la agrupación aboga por instalar en el lugar, al menos, paneles informativos con textos e imágenes que permitan al visitante saber cómo era el santuario antes de sufrir el expolio.

Martín explica que la idea de crear un asociación para impulsar la recuperación del santuario celtíbero ha obtenido una buena respuesta entre los vecinos de Villastar, "que se han dado cuenta de que tenemos en el pueblo algo muy valioso que hay que proteger y difundir". El presidente de la entidad se queja de que los estudiosos que desde hace décadas han llegado a la localidad para investigar sobre el santuario del dios Lugh "iban y venían, realizaban sus investigaciones y sus trabajos, pero siempre dejaban al margen de todo ello al municipio".

El pistoletazo de salida para conservar y rentabilizar turísticamente el yacimiento del paraje de Peñalba de Villastar lo dio el propio Ayuntamiento de la localidad, que hace algunos meses puso en marcha una actuación para mejorar los accesos hasta el santuario celta y colocar carteles informativos en los que se exponen todos los datos fiables que existen hasta la fecha en torno al lugar. "La idea es poner en valor el santuario, algo que el pueblo lleva en mente desde hace más de 15 años pero que no ha podido hacer realidad por falta de recursos", afirma el concejal de Cultura, José Ramón Martín.

El Ayuntamiento de Villastar acaba de alcanzar un acuerdo con el Obispado de la Diócesis de Teruel y Albarracín para poder comprar a esta institución el local de la Parroquia que hay en la localidad. Todo ello con vistas a convertir el espacio en un centro de interpretación sobre el pasado celtibérico del pueblo que podría contener réplicas de los grabados extraídos.

Además, el Consistorio ha solicitado al Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) la creación de un taller que permita avanzar en la mejora del entorno. "Hace ya 30 años que empezamos a tener conciencia de lo que guarda la Montaña Escrita de Peñalba de Villastar y queremos promocionar este patrimonio", señala el concejal de Cultura. El yacimiento se encuentra en un peñón calizo de unos 1.500 metros de longitud y a una altura de unos mil metros al que se accede por un estrecho camino de tierra.

Etiquetas
Comentarios