Despliega el menú
Teruel

naturaleza

La Fiesta del Chopo cabecero se traslada al Bajo Aragón

Cuatrocientas personas participan en Berge en un evento itinerante en torno a una práctica forestal compatible con la explotación ganadera.

Demostración de poda de chopos cabeceros en Berge.
Demostración de poda de chopos cabeceros en Berge.
Heraldo.es

La Fiesta del Chopo Cabecero reúne este sábado a cuatrocientas personas para conocer las particularidades de este árbol y de su explotación, que compatibiliza la obtención de leña y vigas para la construcción con el pastoreo. Por primera vez, el evento, que tiene carácter itinerante, se desarrolla en una localidad del Bajo Aragón. Este tipo de gestión del arbolado que crece junto a los cauces de agua es característica de las tierras altas de la provincia de Teruel.

La celebración resalta los valores naturales y culturales del chopo cabecero, como explica el gerente del Parque Cultural del Chopo Cabecero, Chabier de Jaime, uno de los organizadores de la fiesta. La chopera que ha servicio de entorno para la demostración de la escamonada, la poda tradicional de este tipo de chopos, es la única existente en el Bajo Aragón.

El buen tiempo, aunque fresco, ha propiciado la participación del público. Unas doscientas personas han recorrido la arboleda, teñida ya de colores otoñales, para ver cómo se podan los chopos cabeceros y trescientas han asistido a la comida popular. La excursión se ha desarrollado en un paraje en la ribera del río Guadalopillo. Uno de los actos ha sido la presentación del proyecto del artista Darío Escriche para su pueblo, Fuentes Calientes.

Chopos escamonados junto al río Guadalopillo, en Berge, durante la Fiesta del Chopo Cabecero.
Chopos escamonados junto al río Guadalopillo, en Berge, durante la Fiesta del Chopo Cabecero.
Heraldo.es

De Jaime señala que Berge es una localidad de baja altitud y muy septentrional en comparación con las tierras en las que más se prodigan los chopos cabeceros, pero aclara que, aunque predominan cultivos mediterráneos como el olivo o el almendro, el municipio limita ya con el Maestrazgo, de más altitud. 

La gestión del chopo cabecero se caracteriza por podas drásticas cada quince años por encima de una determinada altura para obtener madera al tiempo que el suelo puede ser aprovechado para el pastoreo porque el ganado no llega hasta los brotes nuevos. La jornada terminará con las actuaciones musicales de Bucardo y Trío Davanna y una cena popular.

Etiquetas
Comentarios