Despliega el menú
Teruel

renovables

Doce pueblos se asocian en La Mata para explotar conjuntamente los parques eólicos de Forestalia

Constituyen la Asociación Majalinos Renovables, que destinará el 19% del importe del alquiler del suelo para los molinos a un fondo común.

Parque eólico que construye Forestalia en Monforte de Moyuela.
Heraldo.es

Los alcaldes de Aliaga, Ejulve, Cañizar del Olivar, Molinos, Los Olmos, Berge, Palomar de Arroyos, La Zoma, Gargallo, La Mata de Los Olmos, Andorra y Seno se reúnen este jueves en La Mata para constituir la Asociación Majalinos Renovables, creada para rentabilizar de forma conjunta los parques eólicos y fotovoltaicos anunciados recientemente por la empresa Forestalia. Según sus estatutos, la entidad persigue el «aprovechamiento» del viento y el sol para la producción energética, así como la «gestión sostenible de los recursos solares y eólicos» para el «impulso económico» de la zona.

Majalinos es una de las cuatro asociaciones constituidas o en proceso de creación en la provincia para un aprovechamiento solidario de los proyectos de energía solar y eólica de Forestalia –anuncia 2.400 millones de inversión en 66 parques en cuatro años–, que generarán ingresos en concepto de alquiler de los terrenos y con el abono de impuestos.

Los 42 pueblos implicados de algún modo en los planes de la empresa energética se han organizado en las asociaciones para que, independientemente de dónde vayan los molinos o las placas solares, los beneficios que generarán –estimados en 408 millones para los próximos 30 años– alcancen a los municipios que serán sede de las instalaciones de producción eléctrica y a los que se verán perjudicados por el paso de las redes de transporte.

El alcalde de Aliaga, Sergio Uche, explica que los alcaldes llegarán a La Mata con los acuerdos plenarios de incorporación a Majalinos Renovables. Uche añade que será «más eficaz y solidario» compartir los beneficios de las plantas de energía renovable. Además, a la hora de negociar con los operadores, «un planteamiento conjunto de los ayuntamientos tendrá más fuerza que pueblo a pueblo». El alcalde de Molinos, Javier Mateo, se muestra convencido de que la fórmula asociativa «traerá muchos beneficios» a la localidad.

La explotación asociada, impulsada por el asesor del presidente del Gobierno de Aragón para Teruel, Antonio Arrufat, persigue, según sus palabras, «socializar los beneficios derivados de los parques mediante un modelo participativo de gestión». La empresa Forestalia y los ayuntamientos procurarán, de entrada, que las instalaciones de producción eléctrica se instalen en suelos municipales para que el importe del alquiler repercuta directamente en las arcas públicas.

Las asociaciones que aglutinan a los 42 pueblos destinarán una parte de los ingresos a generar empleo en los municipios, preferentemente femenino, y a dinamizar la economía local. El alcalde de La Iglesuela del Cid, Fernando Safont, de la asociación Viento Alto –que aglutina a 11 pueblos del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre–, aboga por «asociar» a promotores privados que creen puestos de trabajo.

Los ingresos por alquiler de terrenos para parques eólicos se repartirán en un 60% para los propietarios del suelo, el 25% para los ayuntamientos y el 15% para las asociaciones, que gestionarán el fondo resultante de forma compartida. El 15% de los ingresos recibidos por los ayuntamientos en concepto de impuestos también irán a la bolsa común.

En las plantas fotovoltaicas, el 85% del importe del alquiler será para los dueños del suelo, el 5% para los ayuntamientos y el 10% para la asociación de municipios. El 10% de los tributos locales –impuestos de construcción e impuesto de bienes inmuebles– también pasarán a la asociación.

Antonio Arrufat explica que la fórmula solidaria se puso en marcha cuando no se sabía con precisión dónde irían los molinos o las plantas solares, aunque sí las zonas propicias. Arrufat considera que esta solución facilitará la tramitación administrativa de los proyectos.

La fórmula, aunque nace auspiciada por Forestalia, se aplicará a cualquier otro operador. Viento Alto, la entidad pionera, ha servido de modelo a Altiplano, con 9 municipios; Majalinos, con 12; y Mudéjar, con 9. Esta solución podría saltar las fronteras de la Comunidad aragonesa. El alcalde de Morella (Castellón), Rhamsés Ripollés, señala que, si los proyectos de energías renovables se concretan, pedirá la entrada en Viento Alto, que verterá su producción renovable en la subestación morellana.

Safont explica que ya que todos los pueblos asociados soportan el «impacto visual» de los molinos deben «aprovechar» también los recursos que generarán. Según sus cálculos, 880 megavatios de los 3.000 que producirá Forestalia, se generarán en el área de Viento Alto.  

Etiquetas
Comentarios