Despliega el menú
Teruel

Cinco detenidos en Teruel y Castellón por robos con fuerza en pueblos de once provincias

La Guardia Civil informó ayer de que los delincuentes formaban parte de una banda que actuaba en el medio rural. Los arrestos se produjeron el jueves en Perales de Alfambra.

Perales de la Alfambra (Teruel), uno de los municipios que perderá concejales por la despoblación
Las detenciones tuvieron lugar en Perales de Alfambra (Teruel).
Javier Escriche

La Guardia Civil ha detenido en Teruel y Castellón a cinco personas por robos con fuerza en pueblos de once provincias. La operación continúa abierta, el juez ha decretado el secreto de las diligencias y no se descartan nuevos arrestos.

El teniente coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel, José Rafael Soler, adelantó ayer que se trata de una «operación importante» que ha dado «muchísimo trabajo» y de la que todavía no se podían aportar demasiados detalles. Aun así aclaró que los agentes han localizado a una banda organizada especializada en robos con fuerza en poblaciones muy pequeñas.

Por el momento, habría seis personas implicadas en los hechos, cinco de ellas han sido ya detenidas y una está imputada. El teniente coronel concretó que los arrestos se llevaron a cabo el pasado jueves cerca de Perales de Alfambra, pero adelantó que se practicaron detenciones también en Castellón.

Esta operación va a permitir «esclarecer robos cometidos los últimos meses tanto en Teruel como en más de diez provincias del resto del país», dijo. Y avanzó al mismo tiempo que «a pesar de que los hechos delictivos no han sido especialmente grandes» sí se produjeron «muchas acciones» en localidades muy pequeñas del medio rural, donde se generó «verdadera inseguridad». La investigación todavía está en marcha, por lo que en próximos días se podrían conocer nuevos datos respecto a esta operación.

Reclaman más agentes

La Guardia Civil de Teruel celebró ayer la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, con un acto que estuvo presidido por el subdelegado de Gobierno, José Ramón Morro, y por el teniente coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil.

En su discurso, el subdelegado del Gobierno en Teruel aseguró que la provincia turolense es «la más segura de España», con una de las tasas de criminalidad más bajas (21,2 infracciones por cada 1.000 habitantes).«Estamos prácticamente con una disminución en relación a la media española del 50% y con 12 puntos por debajo que Aragón», indicó. La tasa de esclarecimiento de delitos es del 45,7% (la segunda más alta de la última década). Sin embargo, «esto no es contrario –afirmó– a seguir demandando a las administraciones competentes un mayor número de guardias civiles para la provincia y mejores medios, pero no por falta de seguridad, sino porque los necesitamos para atender a nuestro territorio y a nuestros pueblos pequeños».

En este sentido, Morro recordó que «existen muchas razones y argumentos para demandar un mayor número de efectivos, como son la enorme extensión del territorio, la escasa población, el alto porcentaje de envejecimiento y la gran dispersión geográfica». Solo cuatro de los 236 municipios de la provincia disponen de Policía Local, por lo que la Guardia Civil debe atender al resto de localidades. «Hay bienes naturales o históricos que hay que proteger, tenemos que seguir prestando auxilio por razones sanitarias o de otro tipo o cuestiones de incidencias climatológicas», detalló. Además, insistió en que en verano y en momentos puntuales del año reciben una gran cantidad de turistas y «al final es la Guardia Civil la que tiene que hacer frente a todas esas situaciones». «Necesitamos atender a nuestro territorio y a nuestros pueblos pequeños, para ayudar a nuestra gente, a veces en servicios como lo fueron este año, con las tormentas que dejaron incomunicado algún barrio de Olba, el llevar niños al colegio o visitando a una persona mayor angustiada por la situación vivida», concluyó.

Etiquetas
Comentarios