Despliega el menú
Teruel

Una investigación revela que el Galvesaurus es el dinosaurio más antiguo hallado en España

Los huesos fosilizados del saurópodo fueron descubiertos en Galve en 2000. El estudio, a cargo de la Universidad de Zaragoza, sitúa la existencia de esta especie hace 152 millones de años.

Las piezas del Galvesaurus herreroi
Las piezas del Galvesaurus herreroi
HA

El ‘Galvesaurus herreroi’, un saurópodo descubierto en el término municipal de Galve en el año 2000, ha resultado ser el dinosaurio más antiguo localizado en España, según sostiene un estudio que acaba de ser publicado en el Boletín Geológico y Minero. 

Este informe, elaborado por un equipo de la Universidad de Zaragoza, atrasa la existencia de esta especie hasta los 152 millones de años frente a los 148 manejados anteriormente. La publicación se basa en la investigación de algunos huesos del espécimen que no habían sido analizados hasta la actualidad y en nuevos trabajos geológicos, que sitúan la vida del dinosaurio en la Formación Cedrillas, del Jurásico Superior.

La publicación del Boletín Geológico y Minero emparenta el Galvesaurus con el Bachiosaurus, el mayor dinosaurio descubierto hasta hoy. La especie localizada en la localidad turolense de Galve es, sin embargo, de dimensiones más modestas. Medía 16 metros de largo por cuatro de alto, pesaba nueve toneladas y se alimentaba de vegetales.

El artículo del Boletín, firmado por Manuel Pérez-Pueyo, Miguel Moreno-Azanza, José Luis Barco y José Ignacio Canudo, describe el entorno en el que se movió el Galvesaurus como una zona costera de aguas poco profundas y suelo arenoso. Canudo señaló que las condiciones en las que aparecieron los fósiles de dinosaurio en Galve apuntan a que este fue devorado por animales depredadores o carroñeros.

El grupo Aragosaurus, al que pertenecen los cuatro autores del trabajo, explica en un artículo que la nueva datación del Galvesaurus lo sitúa en un periodo especialmente interesante por ser escenario "de un cambio de las faunas de dinosaurios a nivel mundial". Añade el equipo de investigadores que la posición genética de esta especie en el contexto de los dinosaurios "había sido incierta", pero el trabajo recogido en el Boletín Geológico y Minero lo identifica como un "saurópodo braquiosáurico", muy cercano al Lusotitán descubierto en Portugal y de datación similar.

Cuarenta fósiles

La investigación ha utilizado piezas ya analizadas anteriormente y también otras diez no estudiadas hasta ahora y que han aportado una nueva visión sobre la datación del ejemplar de Galve. En total, las excavaciones realizadas en la localidad turolense, conocida por su enorme riqueza paleontológica, aportaron 40 fósiles de huesos, aunque algunos son fragmentos de difícil catalogación.

El ‘Galvesaurus herreroi’ recibe este nombre en homenaje a José María Herrero, un aficionado a la paleontología de Galve que localizó los primeros fósiles en este municipio. El pueblo se ha convertido en "una de las cunas de la paleontología" y ha aportado otras especies desconocidas, como el Aragosaurus.

Etiquetas
Comentarios