Despliega el menú
Teruel

aragón en fiestas

Calamocha baila de blanco y azul a su patrón bajo un sol de justicia

El dance, declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón, duró tres horas y reunió a todas las edades

Los últimos pasos del tradicional baile de San Roque a los pies de la iglesia de Calamocha
Los últimos pasos del tradicional baile de San Roque a los pies de la iglesia de Calamocha
Raquel Sánchez

Los calamochinos de todas las edades con sus impecables indumentarias blancas, fajas azules y cachirulos rojos y negros anudados al cuello danzaron este viernes todos juntos durante tres horas en la procesión de San Roque, bajo un sol de justicia.

El baile de San Roque, declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón en 2010, se lleva a cabo desde hace 134 años, cuando la localidad sufrió una epidemia de cólera y le ofreció al santo un baile por su protección. En la danza se incluyeron comentarios y ruegos en forma de poemas llamados "dichos".

Las peticiones siguen realizándose y este año los vecinos de Calamocha recitaron refranes, expusieron quejas y también numerosas alabanzas. "Durante el baile cualquier persona tiene la libertad de expresar lo que quiera, tanto críticas como halagos. Eso es un valor que ha perdurado durante años y debe continuar así", señalaba Manolo Rando, alcalde de Calamocha, al terminar la procesión.

El calor con el que amaneció la localidad dificultó a los bailadores seguir la procesión que arrancó a las nueve de la mañana, recorrió la ermita de San Roque y terminó en la iglesia del municipio a las 12.00. Aún así, ningún vecino, tuviera la edad que tuviese, se rindió. "Ha sido de los años que más calor ha hecho, horroroso, pero es un orgullo haber bailado", declaró la danzante Carolina Gimeno. Muchos más, como José Miguel León que lleva bailando 25 años, destacaron que danzar con el sol fue "muy duro". "Todos los vecinos, desde niños a personas con mucha madurez, aguantan un baile muy exigente. La tradición es todo sentimiento, como una semilla que nos inculcan cuando nacemos y va creciendo", destacó Rando.

‘San Roquico’

Este sábado se celebra la última jornada festiva, conocida como ‘San Roquico’, en la que los calamochinos vuelven a bailar por el casco viejo a San Roque, antes de que los gigantes y cabezudos tomen las calles de la localidad y corran detrás de los pequeños. Además, por la tarde, la magia volverá a Calamocha, esta vez de la mano del mago Murphy, que ha vendido todas las entradas del recinto ferial. La noche será también de espectáculo con la actuación musical y de humor: ‘Yo sobreviví a la EGB’.

Etiquetas
Comentarios