Despliega el menú
Teruel

medio ambiente

La DGA confía en erradicar el visón americano de los ríos de Teruel al aumentar las capturas

La aplicación de una nueva técnica permite a la DGA atrapar en cuatro años 164 ejemplares de esta especie invasora presente en todos los cauces, salvo el Matarraña.

Visón americano capturado en un río turolense.
Visón americano capturado en un río turolense.
Heraldo.es

La presencia del visón americano en los ríos de la provincia de Teruel ha iniciado un declive que podría desembocar en la erradicación de esta especie invasora. Desde 2015, la DGA aplica una nueva técnica para atrapar estos animales mediante la instalación de plataformas flotantes que se ha mostrado muy eficaz.

El Gobierno aragonés ha capturado 164 ejemplares en los últimos cuatro años y una fuente del Ejecutivo se mostró «optimista» ante la posibilidad de eliminar la presencia de esta especie de todos los cauces, a los que llegó a finales de los años ochenta del siglo pasado debido a las fugas de granjas peleteras. Su proliferación ha puesto en peligro la supervivencia de algunas especies autóctonas, en especial el visón europeo, "en peligro crítico de extinción" desde 2018.

Según un informe realizado por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, el número de visones americanos capturados se incrementó al pasar de la caza con trampas con cebo en la orilla de los ríos al sistema actual, con plataformas flotantes en las que ni siquiera es necesario el cebo. La nueva metodología de lucha contra el visón invasor ha mejorado también el conocimiento sobre su distribución, que abarca todos los cauces fluviales de la provincia, salvo el Matarraña.

La nueva técnica se aplica en 200 kilómetros de ríos turolenses. Se financia con cargo al programa europeo Life+Lutreola para la protección del visón europeo. El informe de la DGA señala que desde 2015 a 2018 se ha conseguido «disminuir de forma significativa» el número de visones americanos en «todas las cuencas», lo que permite ser "optimista" respecto a su completa erradicación.

La llegada del visón foráneo a los ríos turolense se produjo a finales de los ochenta con fugas y liberaciones masivas en granjas situadas en la cuenca del río Mijares. En 2010, se produjo un sabotaje animalista que permitió la fuga de un centenar de ejemplares de una granja peletera de Albalate del Arzobispo, lo que propició la colonización del río Martín.

El Gobierno aragonés lleva a cabo acciones de control de la especie desde 2000, pero desde 2015 se ha registrado un salto cuantitativo de las capturas. Las plataformas flotantes atraen a los visones americanos al ser un lugar apropiado como hábitat. Estos dispositivos disponen de un "huellero" para detectar la presencia del mustélido y, en cuanto se constata, se coloca una jaula-trampa para atrapar el animal. Se mantienen también los trampeos en los periodos del año en los que esta especie se muestra más activa, desde finales de agosto hasta diciembre.

La labor de control se lleva a cabo por los agentes de protección de la naturaleza, pero también se han firmado contratos con tramperos para ampliar la zona de actuación. El Gobierno aragonés ha utilizado para esta labora fondos del programa europeo Life, recursos del Feader y también el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE).

La cuenca en la que se han realizado más capturas desde 2015 es la del Jiloca, con 78 ejemplares, seguida de la del Mijares –la primera colonizada por la especie–, con 42; el Turia, con 18; el Martín, con 16; el Alfambra, con 6; el Guadalope, con 2; y el Guadalaviar, con 1.

El año con más ejemplares eliminados fue, con diferencia, 2015, al sumar 66 visones, 52 de los cuales cayeron en el Jiloca. En el Mijares por el contrario el año con más animales cazados fue 2017, con 21. En el Martín, fueron capturado 8 individuos en 2017 y otros tantos el año pasado, mientras que en el Guadalaviar la única captura se produjo en 2018.

Etiquetas
Comentarios