Teruel

política

La Diputación Provincial de Teruel mantiene 11 diputados con dedicación exclusiva, el máximo legal

El pleno aprueba el organigrama de la institución, en el que PSOE y PAR se reparten las delegaciones y con el aragonesista Alberto Izquierdo de vicepresidente.

Antonio Amador, Manuel Rando y Alberto Izquiedo, de izquierda a derecha, en el pleno de la Diputación.
Antonio Amador, Manuel Rando y Alberto Izquiedo, de izquierda a derecha, en el pleno de la Diputación.
Javier Escriche

La Diputación Provincial de Teruel (DPT) mantendrá once diputados con dedicación exclusiva, los mismos que con la anterior corporación y el máximo permitido por la legislación. Las liberaciones para los próximos cuatro años y sus retribuciones se han aprobado este martes en el pleno con los votos a favor del equipo de gobierno PSOE-PAR, el PP y Ganar-IU, mientras que el diputado de Cs, Ramón Fuertes, ha votado en contra. Entre los miembros de la corporación retribuidos a tiempo completo, figuran el presidente Manuel Rando, del PSOE; el vicepresidente, Alberto Izquierdo, del PAR; y el delegado de Presidencia, el socialista Antonio Amador.

La sesión plenaria ha servido también para cerrar el organigrama de la DPT en el último día fijado por la legislación, lo que ha provocado las críticas de PP y Cs al entender que las discrepancias internas en el PAR sobre quién debería ocupar la vicepresidencia han demorado el proceso y ralentizado el funcionamiento de la institución durante un mes. Todas las delegaciones de área y de servicio quedan en manos de diputados socialistas o aragonesistas, salvo Recaudación y Patrimonio, que corresponden a los populares Miguel Iranzo y José Herrero, respectivamente.

El portavoz popular, Carlos Boné, ha criticado la "tardanza" en la constitución del equipo de gobierno de la DPT por la "incapacidad" de los partidos que los forman para "el reparto de las responsabilidades", una demora que ha supuesto "la paralización" de la institución durante más de un mes.

Ramón Fuertes ha culpado más concretamente al PAR, "que ha estado jugando al juego de las sillas con una música que tocaban desde Zaragoza" –en referencia a que la dirección regional aragonesista ha dirigido el proceso–. Ha afirmado que el PSOE es «rehén» de los paristas.

El presidente de la DPT ha negado que haya existido ninguna paralización en la institución y señaló que los grupos de PSOE y PAR "trabajarán en equipo" y tomarán las decisiones importantes "de mutuo acuerdo".

El delegado de Presidencia, Antonio Amador, que ostenta también los cargos de alcalde de Andorra y senador, ha anunciado que renunciará a su escaño en el Senado. Será sustituido por Joaquín Noé, alcalde de Ariño.

El pleno ha aprobado también la relación de personal de confianza, que con siete personas es también el máximo que permite la legislación para la DPT, como se encargó de recordar el secretario de la institución. Tres de los eventuales corresponderán a la Presidencia y los otros cuatro a la Vicepresidencia.

El pleno ha determinado las retribuciones de los diputados con todos los votos a favor, menos Ramón Fuertes, que ha votado en contra. El presidente cobrará 58.000 euros al año, lo supone un incremento del casi el 4% respecto a su antecesor, el aragonesista Ramón Millán. El vicepresidente y el diputado delegado de Presidencia recibirán 56.000 euros; los miembros de la Junta de Gobierno, 53.000; y los portavoces, 43.000. Las portavocías serán ocupadas por Ana Cristina Lahoz (PSOE), Carlos Boné (PP), Berta Zapater (PAR),Ramón Fuertes, (Cs)y Pedro Bello (Ganar-IU).

El resto de los miembros de la corporación podrán elegir entre dedicaciones parciales o retribución en función de su asistencia a plenos y comisiones. Por una ocupación parcial de 25 horas semanales, cobrarán 36.200 euros; por 18 horas, 26.100; y por 15 horas, 25.700. El sueldo del presidente es la referencia utilizada para fijar el importe de las dedicaciones parciales en función del tiempo destinado a la DPT y estimando para Rando un trabajo de 40 horas semanales.

En caso de renunciar a las dedicaciones exclusivas y parciales, la asistencia a pleno comportará un ingreso de 743 euros y de 160 si es extraordinario, 106 por Junta de Gobierno y 318 por comisión informativa. Durante la sesión, se ha aceptado la renuncia de Joaquín Juste como diputado del PP para dejar paso a Carlos Redón, alcalde de Monreal del Campo.

El presidente de la DPT ha advertido de que peligra una subvención de 500.000 euros del Fondo de Inversiones (FITE) de 2018 destinada a construir un nuevo parque de bomberos en Teruel si no se ejecuta con celeridad. Manuel Rando  ha afirmado que una posibilidad de cumplir los plazos es ejecutar la obra a través de la empresa pública Tragsa.

Tras el pleno que ha cerrado la estructura política de la Diputación, se ha celebrado una segunda sesión en la que se ha aprobado la incorporación de la institución al capital social de Tragsa como paso previo para que esta sociedad acometa directamente la construcción de la nueva base de extinción de incendios. Rando ha apostado por esta solución para que la provincia no pierda recursos.

El vicepresidente ha restado importancia a las discrepancias que ha suscitado su nombramiento en el seno del PAR turolense, que, en parte, apostaba por Julio Esteban. Afirmó que el grupo aragonesista forma "un equipo" que asumirá labores de gestión en función de sus competencias.

Etiquetas
Comentarios