Teruel

teruel

Condenado a 10 años de cárcel por dar ocho puñaladas por la espalda a su compañero de piso

La defensa recurrirá el fallo ante el TSJA por entender que el procesado es inocente.

El procesado se dirige al Palacio de Justicia el pasado 24 de julio para ser juzgado.
El procesado se dirige al Palacio de Justicia el pasado 24 de julio para ser juzgado.
Jorge Escudero

La Audiencia de Teruel ha condenado a 10 años de cárcel a Pedro Mauricio Gomes, un hombre de 37 años de edad nacido en Guinea Bissau al que considera autor del apuñalamiento que casi cuesta la vida a su compañero de piso en la casa de acogida de San Nicolás de Bari de la capital turolense, gestionada por religiosos.

La sentencia considera probado que sobre las 22.30 del día 21 de septiembre de 2018, el procesado inició una discusión con uno de sus dos compañeros de piso, Justin Gomes, quien ante el tono que alcanzaba la disputa decidió abandonar la vivienda. Según la sentencia, cuando este se encontraba de espaldas abriendo la puerta de casa para salir, Pedro Mauricio le asestó por la espalda una puñalada con arma blanca y, seguidamente, otras siete cuchilladas en la espalda, la cara, el brazo izquierdo y el tórax.

La Policía encontró a la víctima tendida en el suelo en medio de un gran charco de sangre y, de no ser por la rápida actuación de los servicios sanitarios, esta hubiera muerto, estima la Audiencia en base a la declaración de los médicos forenses. El tribunal considera que los hechos constituyen un delito de asesinato en grado de tentativa y, además de los 10 años de prisión, impone al procesado la obligación de indemnizar al herido con 58.300 euros por los daños morales y físicos, las secuelas y el perjuicio estético causados.

La sentencia valora que los agentes que acudieron a la casa tras la agresión encontraron en la fregadera dos cuchillos que acababan de ser lavados así como un pantalón y un sudadera de Pedro Mauricio manchados con sangre que resultó ser de Justin Gomes.

Sin embargo, la abogada que defiende a Pedro Mauricio, Elena Budría, ha anunciado que recurrirá en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) la condena de su representado por entender que este es inocente, como así declaró él mismo en el juicio. Budría esgrime que la Audiencia no ha tenido en cuenta los argumentos de la defensa, como tampoco que en uno de los cuchillos hallados no se encontró ADN de nadie mientras que en el otro, los restos detectados pertenecían a la víctima y a la tercera persona que vivía en la casa, pero no al acusado.

Etiquetas
Comentarios