Despliega el menú
Teruel

Teruel

El área de Urgencias del Polanco abre una zona pediátrica y una consulta para casos menos graves

El Salud ha reformado parcialmente el Servicio con una inversión de 100.000 euros y espera continuar su modernización en una segunda fase

Teruel
José Ignacio Escuin, gerente del Salud en Teruel -a la izquierda-, junto a médicos y enfermeros del hospital Obispo Polanco.
Javier Escriche

El Servicio de Urgencias del hospital Obispo Polanco de Teruel cuenta desde este jueves con un área pediátrica y una consulta rápida para patologías banales. Ambos espacios constituyen las principales novedades de la actuación de reforma que ha llevado a cabo el Salud en los últimos cuatro meses con una inversión de 100.000 euros.

Según explicó el gerente del Salud en la provincia de Teruel, José Ignacio Escuin, la apertura de una zona específica para niños responde a la "necesidad de humanizar" la sala de espera de Urgencias, antes ambivalente para adultos y menores. Ahora, estos últimos son atendidos en un circuito especial sin conexión con el resto del Servicio.

Escuin consideró también "muy importante" la apertura de una sala de intervención inmediata que evitará esperas innecesarias a quienes acuden con un problema menos grave y descongestionará, además, el área destinada a patologías de mayor consideración. "Que nadie tenga que esperar cuatro horas por una picadura de avispa", puso como ejemplo el máximo responsable del Salud en Teruel.

Escuin admitió que para poder desarrollar las obras sin suspender la actividad en Urgencias hubo que hacer "una especie de chapuza" que consistió en trasladar la sala de espera a un pasillo inutilizado del hospital. Lamentó, además, que un fallo por parte del proveedor del material ha demorado la finalización de las obras en un mes.

La actuación del Salud no ha supuesto incrementar el espacio de Urgencias pues, según explicó Escuin, lo que se ha hecho es aprovechar espacios que estaban en desuso, como un quirófano y la sala que antaño utilizaba el servicio de emergencias del 061, trasladado hace tiempo al nuevo centro de salud Ensanche. La reestructuración ha permitido construir un baño adaptado a personas con movilidad reducida, una sala de juntas para el personal de Urgencias y tres habitaciones de dormir para los médicos residentes o en formación.

Para una segunda fase, que dependerá de la elaboración de los próximos presupuestos autonómicos, ha quedado la modernización de los boxes de Urgencias para adultos y del hospital de día, que será ampliado con una cama más. Según indicó Escuin, estas obras no significan que el nuevo hospital de Teruel, ya en construcción en la zona del Planizar, "vaya para largo", sino que "hay que dar cumplida respuesta a las demandas de la población e incorporar todo lo nuevo para mejorar el trabajo de los profesionales".

La actividad de Urgencias en el hospital Obispo Polanco ha crecido en un tercio en los últimos cinco años, situándose en torno a 110 pacientes por día como término medio. La cifra se incrementa en verano, cuando los pueblos del entorno de Teruel se llenan de turistas y veraneantes.

Etiquetas
Comentarios