Teruel

Teruel

La CHE dice que el Guadalope se recupera más rápido de lo previsto tras el grave vertido de lodos

La calidad de las aguas mejora, pero el río no volverá a su estado natural hasta dentro de tres o cuatro años. Preocupa una posible riada

Teruel
La presidenta de la CHE, conociendo el estado del río a su paso por Mas de las Matas
Adrian Monserrate

La situación del Guadalope mejora "más rápido de lo previsto". Así lo ha expresado este miércoles la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual, que visitó el cauce del río en varias localidades afectadas por el enorme vertido de lodos provocado tras el desembalse de Santolea para las obras de recrecimiento. El organismo de cuenca contrató a varias empresas especializadas para evaluar el estado ecológico del río con cuatro campañas de tomas de agua, de las que ya se ha producido una. Los resultados obtenidos son "positivos" y apuntan a una recuperación paulatina.

"Lo más esperanzador y optimista es que hay un mayor número de invertebrados bentónicos, lo que supone que el propio río ha mejorado su calidad", manifestó Pascual. Cabe destacar que los invertebrados bentónicos son organismos que habitan en grandes masas de agua dulce y su presencia sirve para indicar la contaminación acuática: cuantos más haya, mejor es la calidad del agua. Sin embargo, pese a que el río ha demostrado que tiene capacidad de recuperación desde el punto de vista biológico, no volverá a su estado natural hasta dentro de tres o cuatro años.

A día de hoy, el riesgo radica en que se produzca una crecida, que podría llegar en los meses de otoño. Por ello, la CHE ha planteado establecer un protocolo de alertas en caso de un aumento de lluvias, de forma que los agricultores puedan anticiparse y minimizar las posibles afecciones. Además, ya se ha confirmado que después de la campaña de riegos se limpiará el azud de Abenfigo y que se construirá la ataguía del nuevo recrecimiento "lo más rápido posible", lo que dará lugar a una balsa de decantación de mayor capacidad.

Respecto a los regantes, se confirma que recibirán indemnizaciones por los problemas que el lodo causó en acequias y sistemas de riego, especialmente en Aguaviva y Mas de las Matas. Los propios agricultores o usuarios del río se encargaron de la limpieza de todas las canalizaciones y verán retribuida su labor, si bien se desconoce la cantidad que percibirán.

Otro de los temas tratados fue la elevación de aguas del Ebro a Andorra, situación que a día de hoy se encuentra prácticamente igual que en noviembre. Acuaes sigue envuelta en trámites administrativos para que el Ministerio le conceda el proyecto, algo que según la presidenta de la CHE se producirá en un plazo de tiempo "relativamente corto". Asimismo, Pascual reivindicó que los regantes deben formar parte de la estrategia por la Transición Justa debido a los costes que supondrá para ellos la marcha de Endesa. "Si se va, pasaremos del autoconsumo a pagar en torno a un millón de euros al año por 10.700 hectáreas, lo cual es completamente inasumible", denunció José Fernando Murria, presidente del Sindicato Central del Guadalope.

Etiquetas
Comentarios