Despliega el menú
Teruel

Teruel

El autobús por la repoblación llega a Oliete para reivindicar el potencial del medio rural

Se busca potenciar a los pueblos, expresar orgullo por pertenecer a ellos y demostrar que son un territorio
con oportunidades

Teruel
El bus de la repoblación, este sábado en los aledaños de la almazara de Apadrina un Olivo.
Adrian Monserrate

Oliete se convierte este fin de semana en el epicentro de la lucha contra la despoblación. Hasta esta localidad, ubicada en la comarca de Andorra- Sierra de Arcos, ha llegado el ‘autobús de la repoblación’, una especie de dinamizador rural que recorre la ‘España vaciada’ a un máximo de 80 kilómetros por hora durante el verano. ¿Su misión? "Transmitir cariño" y hacer ver a sus habitantes que no están solos.

La iniciativa parte del centro de ‘coworking’ El Hueco, de Soria, que en noviembre organiza la Feria Presura por la repoblación de la ‘España vaciada’. Su bus no ha parado en Oliete por casualidad sino por la iniciativa de un grupo de personas que están devolviendo la vida al pueblo. Se trata del proyecto Apadrina un Olivo, que cumple su quinto año de vida y busca recuperar los olivos centenarios de la localidad así como dinamizar la actividad económica de la zona produciendo aceite de calidad. Y, de momento, va por buen camino: ha creado ocho empleos y ya explota más de 8.000 árboles que estaban abandonados.

"Los primeros que tenemos que hacer algo por los pueblos somos nosotros. Queremos que nuestro proyecto sirva de acicate para otros municipios que quieren poner en valor sus recursos naturales: es un compendio de pequeños detalles donde todo suma para generar una economía circular sostenible y para reivindicar que el medio rural está vivo", explica Alberto Alfonso, cofundador de Apadrina un Olivo.

Precisamente, el bus por la repoblación gira en torno a esa idea y trata de vender el medio rural como el entorno idóneo para emprender. "Queremos destacar que los pueblos estamos aquí, que se nos conozca", dice Roberto Ortega, director de comunicación de El Hueco y de la feria Presura, quien va incluso más allá para afirmar sin rodeos que "en Oliete se vive mejor que en Madrid". "Con un sueldo de 800 euros aquí vives tan ricamente y en Madrid te mueres de hambre".

La llegada del autobús de El Hueco, que se ubica junto a la renovada almazara de Apadrina un Olivo, sirvió este sábado para exponer varias ideas con las que hacer frente a la despoblación. La más destacada pasa por eliminar el derrotismo y el victimismo que, en ocasiones, se respira en los pueblos. "Hay que cambiar el chip para conseguir que vivir en el medio rural no suponga ninguna discriminación", manifestó Alberto Alfonso. Para ello, se aboga por apostar por el medio rural de verdad y, sobre todo, por sentir orgullo por pertenecer a él.

Por último, se ha hablado de lograr incentivos fiscales: "¿Por qué la gente llena Andorra o Gibraltar mientras los pueblos siguen vacíos?", se han preguntado los promotores. Y se ha  apostado por pasar a la acción creyendo en las ideas de las personas de los pueblos e intentando atraer talento externo.

Etiquetas
Comentarios