Despliega el menú
Teruel

teruel

Teruel Existe denuncia el "abandono y riesgo" de la vía entre Zaragoza y Sagunto

La plataforma ciudadana ha recorrido la línea ferroviaria captando imágenes que ponen en evidencia su deterioro y reclama una transformación definitiva.

Este túnel está en Calamocha y llama la atención su mal estado, con desprendimientos en las orillas y el cableado sujeto de manera deficiente.
Este túnel está en Calamocha y llama la atención su mal estado, con desprendimientos en las orillas y el cableado sujeto de manera deficiente.
Antonio Garcia/Bykofoto

Vías deformadas, taludes erosionados, cunetas llenas de tierra y rocas o traviesas rotas. Son solo algunos de los problemas de la línea férrea Zaragoza-Teruel-Sagunto que la plataforma Teruel Existe ha fotografiado para poner de relieve el deterioro de esta infraestructura y la necesidad urgente de su mejora definitiva.

El reportaje gráfico, elaborado de enero a junio de este año y recogido en un dosier editado en papel que fue presentado ayer a los medios de comunicación, será enviado a todas las Administraciones para acabar "con el gran desconocimiento que se tiene sobre la situación actual de la línea", remarcó el portavoz de Teruel Existe, Manuel Gimeno, quien denunció "el abandono y riesgo del ferrocarril turolense para las personas y los bienes".

El mal estado de la vía, unido a las pronunciadas rampas y curvas cerradas del tramo Teruel-Sagunto, llevan a la plataforma ciudadana a afirmar que de poco servirán los apartaderos para trenes de mercancías de hasta 750 metros que ha empezado a construir Adif. Según explican, convoyes de tal longitud no podrán circular por la línea a no ser que vayan medio vacíos, pues el límite de carga actual entre Zaragoza y Sagunto es de 950 toneladas por tren y el peso de esos convoyes sin carga ya supera las 800 toneladas.

A juicio de la plataforma, solo una modificación radical del trazado entre Teruel y Sagunto podría hacer que la línea fuese competitiva en el transporte de mercancías, algo que no contempla el plan director elaborado por el Ministerio de Fomento, que prevé una inversión de 386 millones de euros hasta 2021.

También es imprescindible, destaca Gimeno, la reforma de los tramos Caminreal-Ferreruela y Villarreal de Huerva-Cariñena, que se quedaron sin mejorar cuando en 2002 se arregló el tramo Teruel-Zaragoza para convertirlo en Alta Velocidad, algo que no se consiguió. Es en el trayecto entre las dos capitales aragonesas donde existen raíles deformados y una "escandalosa" limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora, concretamente en Arañales de Muel. "Los trenes –explica Gimeno– pasan de 160 kilómetros por hora a solo 30 kilómetros por hora debido al mal estado de un terraplén; en los seis años que lleva puesta esa limitación, 17.500 convoyes se han visto afectados".

Si bien Adif tiene previsto eliminar este verano esas limitaciones de velocidad reparando la vía –para lo cual ha cortado la línea desde el 9 de julio hasta el 5 de octubre–, para la plataforma ciudadana esta actuación es "insuficiente" y reclama que la línea sea dotada de doble vía electrificada para viajeros y mercancías.

El portavoz de la coordinadora subrayó que el ferrocarril a su paso por Teruel tiene "un gran potencial", al unir los puertos del Cantábrico con los del Mediterráneo por el trazado más corto. Reclamó que se retomen los estudios informativos ya realizados hace años con vistas a una transformación integral de la vía, si bien ahora se encuentran "caducados o, directamente, extraviados".

Gimeno apremió a tener un "buen proyecto" de modernización de la línea antes de enero de 2021 para que las obras puedan ser cofinanciadas por la Unión Europea.

Etiquetas
Comentarios