Teruel

teruel

Suben de uno a tres los ediles a plena dedicación y los portavoces podrán tener retribución parcial

El nuevo Ayuntamiento de la capital aumenta en torno a un 32% el pago por asistencia a plenos, juntas y comisiones.

Un momento del pleno extraordinario celebrado ayer por el Ayuntamiento de Teruel.
Un momento del pleno extraordinario celebrado ayer por el Ayuntamiento de Teruel.
HA.

El nuevo Ayuntamiento de Teruel, cuyo equipo de gobierno está integrado por PP y Ciudadanos, aprobó este lunes en un pleno extraordinario que tres ediles, dos más que en la legislatura pasada, trabajarán con dedicación exclusiva percibiendo cada uno de ellos una retribución bruta anual de 43.968,40 euros. A la concejala de Economía y Hacienda, Rocío Feliz de Vargas, que desde 2015 recibe ese sueldo –ahora actualizado con el IPC– por su labor en el Consistorio, se suman desde ayer el edil de Urbanismo, Juan Carlos Cruzado –ambos del PP–, y el delegado de Deportes y Barrios Rurales, Francisco Blas –de Cs–.

Otra de las novedades es el ofrecimiento a los portavoces de los ocho grupos municipales de trabajar a media jornada en el Ayuntamiento, con un mínimo de tres horas y media diarias de lunes a viernes y una retribución bruta anual de 21.984,20 euros. La alcaldesa, la popular Emma Buj, remarcó que esta opción no supondrá más retribución que cobrar, como hasta ahora, por asistencia a plenos, juntas de gobierno y comisiones informativas, si bien conlleva la cotización a la Seguridad Social.

Ambas medidas salieron adelante con los votos a favor de PP y Ciudadanos, mientras que se abstuvieron Vox, CHA y Ganar Teruel-IU. Espacio Municipalista por Teruel, PSOE y PAR votaron en contra.

El Ayuntamiento aprobó también las nuevas percepciones por asistencias a plenos, juntas de gobierno local o de portavoces y comisiones informativas que supone un incremento, en algunos casos de hasta el 32%, respecto a las cuantías que recibían los concejales en la legislatura pasada. Este punto contó igualmente con el apoyo de PP y Ciudadanos, si bien Vox, CHA y Ganar Teruel-IU se abstuvieron mientras que PSOE, PAR y Espacio Municipalista votaron en contra.

Así, la alcaldesa cobrará 850 euros –casi el salario mínimo interprofesional, fijado en 900 euros– por cada pleno ordinario que presida –uno al mes–, frente a los 643,01 de la etapa anterior, y el resto de los concejales recibirán 650 euros en lugar de los 489,89 euros de la otra legislatura. La asistencia a plenos extraordinarios se retribuye con 135 euros al presidente –también Emma Buj– frente a los 102,05 de antes y los demás ediles cobrarán 100 euros y no los 76,54 de la legislatura pasada. Por cada junta de gobierno local –todos los lunes–, el presidente –de nuevo Buj– recibirá 80 euros en lugar de los 61,22 de antes y los concejales, 55 euros frente a los 40,81 acordados en 2015. En la etapa anterior, Buj tampoco tuvo una retribución fija por su dedicación municipal y sumó las cuantías por asistencia a plenos y juntas a su sueldo como diputada provincial, una situación que podría volver a repetirse.

Un incremento similar registra el pago por acudir a comisiones informativas y junta de portavoces. Además, si bien no son acumulables ni los podrán recibir los concejales con dedicación exclusiva o parcial, los suplementos para los portavoces de grupo, delegados de Área, delegados de Servicio y tenientes de alcalde suben entre 132 y 165 euros. Por ejemplo, los portavoces de grupo cobrarán 675 euros frente a los 510,30 de antes.

Etiquetas
Comentarios