Teruel

teruel

Más de cien vehículos dañados y huertos arrasados por una fuerte granizada en Sarrión

La tormenta, que duró media hora, descargó piedras del tamaño de una nuez que rompieron claraboyas y canaleras.

Una fuerte granizada caída este martes tarde en Sarrión causó daños en más de 100 vehículos que se encontraban aparcados en las calles y arrasó los huertos que rodean la población. La tormenta comenzó alrededor de las 19.00 y descargó piedras, algunas del tamaño de una nuez, durante una media hora.

Según explicó el alcalde de la localidad, Ramón Quílez, el pedrisco produjo abolladuras en la chapa de los coches y rompió varios espejos retrovisores. El primer edil de Sarrión explicó que el granizo fue muy dañino sobre todo en los primeros momentos de la tormenta, "cuando las piedras caían en seco y con mucha fuerza".

Una vecina lamentó que, tras la granizada, aparecieron en el techo de su vivienda "goteras que antes no estaban" y añadió que el pedrisco había agujereado el tejado de uralita de su terraza. Otra mujer, Margarita Carmona, detalló que las canaleras de su casa se habían roto a causa de la tormenta. Asimismo, Pilar Mendizábal, residente también en Sarrión, contó que la claraboya de la escalera de su casa se había venido abajo por la fuerza de la granizada.

Los huertos que rodean el casco urbano de Sarrión quedaron arrasados, así como los campos de cereal en los que no se había recogido todavía la cosecha. "No nos ha quedado nada; tomates y lechugas, todo ha sido apedreado", dijo Margarita Carmona, propietaria de uno de los huertos afectados. El alcalde destacó que, al menos, la tormenta había sido beneficiosa para el cultivo de la trufa negra, muy necesitado de agua.

Una fuerte granizada inunda la localidad, con pedrisco del tamaño de huevos de codorniz.

Las calles de la localidad se tiñeron de blanco debido a la gran cantidad de granizo caído. "Ha sido tremendo, una tormenta muy gorda que ha debido hacer mucho daño en el campo", comentó Jorge Redón, exalcalde de Sarrión.

Los bomberos retiran árboles

La tormenta llegó también a Valbona, a 16 kilómetros de Sarrión, donde el fuerte viento obligó a los bomberos a cortar dos árboles que estaban a punto de caer sobre la calzada de la carretera secundaria que da acceso a la localidad.

Otros puntos de la provincia de Teruel también registraron tormentas. En Camañas, una pequeña población de la comarca Comunidad de Teruel, un rayo originó un pequeño incendio en el paraje conocido como Carralambra, cerca del casco urbano. Cuando los vecinos divisaron el fuego se acercaron hasta allí para sofocarlo con ayuda de tractores, si bien la fuerte lluvia que siguió a la descarga eléctrica bastó para apagar las llamas.

Los rayos pudieron estar también en el origen de los incendios registrados en el vertedero de Maicas y en una zona de monte de Ferreruela. Los bomberos del parque de Calamocha fueron los encargados de apagarlos. En el caso de Ferreruela se quemó una superficie de vegetación inferior a una hectárea.

Etiquetas
Comentarios