Despliega el menú
Teruel

teruel

Paella y fideuá, las estrellas del menú vaquillero

Los turolenses despidieron ayer la fiesta en sus locales con la última gran comida, y El Ajo subió a quitarle el pañuelo rojo al Torico, tras la ruidosa traca final en la plaza.

Elaboración de las paellas del lunes para la peña El Trago, en su local de la plaza de la Marquesa.
Elaboración de las paellas del lunes para la peña El Trago, en su local de la plaza de la Marquesa.
Raquel Sánchez

Los locales de las peñas son la segunda casa de los turolenses durante la Vaquilla y ayer, como una buena reunión familiar, se juntaron todos los peñistas alrededor de unas paellas gigantes y bajo los toldos de las carpas, pues el tiempo amenazaba con tormentas.

El vermut de la mayoría de las agrupaciones vaquilleras y la elaboración de las paellas y fideuás fue tranquilo. El cielo parecía que iba a respetar la tradición de Teruel. Pero cuando los peñistas se sentaron a la mesa para comer, la lluvia y los truenos les acompañaron.

La mayoría de vaquilleros comió a cubierto gracias a los comedores o carpas con toldo de las peñas. El Trago, como día especial para Teruel y por tratarse del último de la Vaquilla, abandonó el comedor de estos días y comió en su local festivo de la plaza de la Marquesa. Unas 550 personas, incluidos los niños, se sentaron en torno a tres grandes paelleras para comer todos juntos por última vez hasta el año que viene.

"En nuestra peña damos mucha importancia a la comida, su calidad y el confort. Hay personas que se hacen socias solo por cómo comemos: sentados en un local tranquilo y con un gran catering que nos trae el restaurante Mesón del Óvalo", explicó el presidente de El Trago, Antonio Soriano.

Otra de las peñas vaquilleras que aprovechó al máximo el último día para reunirse fue El Puchero. Desde las once de la mañana, los socios disfrutaron de un vermut muy completo. Tal y como explicó Ángel Espílez, presidente de la peña, dos cortadores de jamón profesionales y socios de la agrupación, amenizaron la velada con un rico jamón, acompañado de lacón, vino e, incluso, gambas. No les faltó de nada.

"Para la última comida hemos cocinado dentro de la carpa cuatro grandes paellas con fideuá, pero de carne, no de marisco, y la verdad es que son una pasada. Vamos a comer unas 400 personas y esta tarde nadie se libra del tradicional regañao de jamón o sardinas", sentenció el presidente de El Puchero.

Reuniones como esta aclaran el olor tan rico a comida que se respiraba ayer en Teruel. Los platos estrella para el lunes de la Vaquilla fueron la paella mixta y la fideuá. Pero la variedad en Teruel nunca se queda corta y hubo peñas, como Los Marinos, que comieron hasta raviolis –pasta italiana rellena–.

Y es que las comidas y las cenas durante la Vaquilla se convierten en algo esencial de unas fiestas muy exigentes físicamente. Es un punto de encuentro con los amigos y conocidos en un hogar alternativo donde recuperar fuerzas. En la peña La Unión tienen muy claro que las comidas son un tiempo para la relajación. "Valoramos mucho la sobremesa. Comenzamos ya el viernes con una degustación de embutidos de la tierra", destacó Teresa Armengod, socia de La Unión, una peña que no puede esperar al sábado para juntarse a la mesa.

Organización ejemplar

Para recoger y poner la mesa, la organización de la peñas es ejemplar. "Cuando llegamos a comer, las mesas y sillas desmontables ya están colocadas por la directiva. Nosotros somos los que recogemos todo y lo guardamos en su sitio al finalizar", explicó Teresa Armengod.

Después de dos días y medio de fiesta el cansancio se dejaba ver ayer entre muchos de los peñistas. La comida en familia, una tarde del tradicional toro ensogado y una cena de despedida fue el plan de Teruel antes de que las peñas se desplazaran, a ritmo de charanga, hasta la plaza del Torico para terminar la fiesta como empezó: con el pañuelo rojo y el astado más famoso de la ciudad.

La peña El Ajo fue la encargada de retirar el pañuelo rojo al Torico en una plaza abarrotada y emocionada tras la traca de fin de fiestas.

Etiquetas
Comentarios