Teruel

El toque del Campanico desde el salón de plenos municipal enciende la chispa festiva

La alcaldesa, Emma Buj, entregó a dos miembros de El Ajo el pañuelo que sería anudado a la emblemática estatua.

Fiestas de Teruel
Fiestas de Teruel
Antonio García/Bykofoto

El salón de plenos del Ayuntamiento de Teruel cambió su solemnidad habitual por un ambiente plenamente festivo mientras a las puertas se concentraba una muchedumbre deseando escuchar el toque del Campanico que anunció el inicio oficial de La Vaquilla. Del salón de actos de la Casa Consistorial partió la chispa que desató, minutos después, la euforia en la cercana plaza del Torico. La alcaldesa, Emma Buj, entregó a Rodrigo Jambrina y Miguel Ángel Calomarde, de la peña El Ajo, el pañuelo rojo que trasladaron entre empujones hasta los pies de la columna del Torico para que sus compañeros Daniel Igual y Mario Bea se lo colocaran a la emblemática estatua.

Miles de vaquilleros se arremolinaron a las puertas de la Casa Consistorial con sus charangas y pancartas a primera hora de la tarde para reclamar que sonara el Campanico, la pequeña campana que remata la fachada del Ayuntamiento. La hicieron tañer alalimón la alcaldesa, el presidente de Interpeñas, Toni Rodríguez; el concejal de Fiestas, Javier Domingo; y el Vaquillero del Año, José Martín. La orden impartida por Buj de "¡que suene el Campanico!" puso la plaza en ebullición.

Jambrina reconoció que no habían ensayado el recorrido desde el Ayuntamiento hasta el Torico, pero afirmó que iban a cumplir su misión "de corazón" y "disfrutando del momento". Se declaró un "privilegiado" por poder llevar en sus manos el pañuelo rojo que simboliza el arranque festivo. Aunque no había entrenado, señaló que los turolenses son "una gente muy especial" que colaboró para que pudiera culminar su encargo con éxito.

Para muchos concejales que deambulaban por la planta noble del Ayuntamiento era su primer Campanico desde la perspectiva institucional. El popular Carlos Méndez, que se estrena como concejal y que es un miembro destacado de la Soga y Baga -el grupo encargado de manejar los toros ensogados de mañana, lunes-, se mostró "muy contento e ilusionado" por disfrutar de la fiesta "desde otro punto de vista".

Francisco Blas, edil de Cs recién nombrado concejal de Deportes, reconoció que ser miembro de la Corporación le permitió vivir el toque del Campanico desde la perspectiva "institucional", aunque reconoció que lo suyo "es más de estar abajo -a pie de calle, en la plaza de la Catedral-".

También se estrenó en el toque del Campanico como miembro de la Corporación, Blanca Villarroya, de Espacio Municipalista, que se sorprendió positivamente del ambiente festivo que invadió un espacio político como el salón de actos consistorial. "Hay buen ambiente, más cercano de lo que creía desde fuera", admitió. También asistió el concejal de Vox, Alejandro Nolasco, pero no estaba para muchos trotes con una fiebre que le había mantenido toda la mañana en la cama.

Tras el toque del Campanico, la plaza estalló en un clamor cuando el público vio por la pantalla gigante como El Ajo ataba el Pañuelico en torno al cuello del Torico.

Etiquetas
Comentarios