Despliega el menú
Teruel

ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

Saldón saca pecho con su pulmón verde: el sabinar

Al sur de la Sierra de Albarracín, este municipio pelea por su futuro con el cuidado de la naturaleza circundante como argumento, y dispone de apartamentos municipales en alquiler.

Tiene por arrobas Eduardo Sánchez ese carácter serrano que le lleva a escudriñar la jugada, analizarla bien y llegar a conclusiones en un breve lapso de tiempo. Sobre su pueblo y la gestión municipal se las sabe todas; veteranía no le falta, y tampoco ánimos. Ya no le venden gato por liebre; antes que abrazar según que remedios, prefiere las enfermedades. "No sirve de mucho decidir sobre los pueblos sin conocerlos de primera mano, porque así no se arreglan las cosas. Yo hago todo lo que puedo, y lo seguiré haciendo mientras tenga fuerzas".

Eduardo Sánchez ha completado su novena legislatura consecutiva como alcalde de Saldón. Lo comenta con humor. "Ya no sé si es vocación de servicio o qué es, porque eso de que sean tantos años ya no se entienden mucho, pero en fin, ahí estamos, lo que sea por el pueblo en el que nací. Aquí me crié, me encantaba oír las historias de mis abuelos y hablar con todos; recuerdo a unos hermanos, Miguel y Cándido de Gracia, que hacían sacos grandes de cáñamo para el trigo. He trabajado toda mi vida, y sigo pendiente del campo. También he sido albañil, he estado en la Ronal haciendo llantas, en la Diputación Provincial, aún estoy de Vicepresidente Segundo en la Comarca con encomienda de servicios múltiples y temas de vehículos… un poco de todo".

Eduardo explica que la economía de Saldón depende de las subvenciones. "Diputación Provincial, DGA, Asiader... luego tenemos los pastos arrendados y la nave ganadera; con animales solamente quedan dos hermanos de Noguera, ni siquiera nos hemos quedado con la agricultura y ganadería local. No hay más negocios, casi todo el mundo se ha marchado: a Teruel, Zaragoza, Ciudad Real, Madrid, Castellón, Valencia, Alicante, Lérida, Huesca, Barcelona… también tenemos gente en América Latina. Aquí había 500 habitantes en los años 50 del siglo pasado, y no era el más pequeño de la zona, ni mucho menos".

A Eduardo le conocen en todos los pueblos de la zona, y el conoce toda la provincia. "También he sido viajante de maquinaria agrícola, he trabajado en el monte… y oye, he ido de fiestas por todas partes, que así se conoce mucha gente; ahora ya limito las fiestas. Aquí celebramos las patronales por San Bartolomé el 24 de agosto; ese día de fiesta no se mueve. Había otra de los mozos el domingo siguiente al Corpus, pero ahora la hemos sumado a las patronales".

Una joya arbórea

Saldón está al sur de la comarca. "Este pueblo es de sierra alta –explica Eduardo– y, sin embargo, es llano. Me he recorrido todo Teruel y lo de aquí es sorprendente, porque llegas a cualquier sitio con un turismo. Nuestro sabinar está a dos pasos del pueblo y es uno de los más relevantes de Europa entera; hay una sabina muy singular, la Peseto, que está en finca particular de carrascas truferas. El sabinar es un tesoro que necesita cuidarse bien".

El alcalde de Saldón pone el dedo en la llaga del municipio. "Hace falta gente, y especialmente puestos de trabajo que interesen a las mujeres, ahí es cuando se fija población. No hay evacuación de electricidad para un parque eólico, no tenemos un internet perfecto, la regulación de la caza perjudica a los propietarios locales... hay muchas complicaciones, pero no nos quedamos quietos; tenemos un proyecto entre manos que no quiero sacar a la luz, porque hay que definirlo bien". El alcalde recuerda igualmente que Saldón dispone de siete apartamentos municipales perfectamente preparados; tres ya han sido declarados de utilidad, y cuatro tienen este sello en proceso.

Eduardo no da pistas, pero aclara que esa idea en germen no tiene que ver con llegada de nuevas empresas. "Antes del año 2008 se iban a comprar fincas en los pajares y eras de la entrada para hacer urbanización, pero no me cuadraba esa idea. He visto muchos casos en que la urbanización a las afueras se acaba comiendo a pueblo que la alberga; primero hay que arreglar nuestro casco urbano. Y Albarracín está muy bien, pero hay mucho que ver después del túnel. Otra realidad, otro mundo. Esta zona aún está virgen; visitar el sabinar de Saldón es una gozada, en la primavera hay alfombras de hierba bajo los árboles".

Juan Manuel Berges Sánchez fue el presidente del Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín (CECAL) entre 2005, apenas un año después de su fundación, y 2016. Berges falleció en abril de 2018 y toda la Sierra de Albarracín lamentó profundamente su pérdida. Entre sus innumerables escritos para la CECAL dedicó uno a Saldón hace ocho años. Al hablar de la arquitectura doméstica del pueblo destacaba la Casa Grande, llamada ‘del Ministro’, muy próxima al edificio consistorial. "Responde al modelo propio de las familias dominantes de las aldeas, generalmente situadas próximas al prado del pueblo. Construida en mampostería, presenta planta cuadrada con dos pisos y granero. La escalera está ubicada en el centro de la vivienda y tiene acceso desde el zaguán. Está datada en 1776. También merece ser destacada la fuente destinada al abastecimiento de agua. Presenta en su portada un nicho cubierto con un arco de medio punto que protege la pila principal. El agua se desparrama a través de un abrevadero anexo, al descubierto, para dar servicio a los animales". Explicaba Berges que en el resto de la localidad hay diversos ejemplos de arquitectura popular de la comarca. "El material utilizado es la piedra. Los espacios y huecos se abren a través de pequeñas ventanas de madera y balcones protegidos por sencillas rejas, mientras los tejados suelen estar decorados con aleros de madera. En alguna ocasión se observan portadas adinteladas con grandes dovelas que manifiestan el señorío que antaño tuvieron sus moradores".

En datos

Comarca: Sierra de Albarracín

Población: 26

Distancia a Teruel: 35 km

Los imprescindibles

Andada desde la balsa

A la entrada del pueblo de Saldón hay una pequeña balsa; junto a ella sale una pista estrecha que cruza los campos cultvados en dirección a Valdecuenca, que dista apenas 4 kilómetros por carretera y 3 por este trazado.

Un poco de historia

La primera referencia escrita sobre Saldón data de 1246; en ese año, la aldea fue empeñada junto con otras propiedades para pagar las deudas contraídas por Pedro Fernández de Azagra, tercer señor de Albarracín.

Fray Pedro Lázaro Ferrer

Este franciscano, nacido en Saldón, cursó estudios en Sicilia, donde fue predicador en el convento de Santa María de Los Ángeles. En Italia fue catedrático de Filosofía Moral en la Universidad de Nápoles y obispo de Uxento.

Etiquetas
Comentarios