Teruel

temperaturas

Teruel rebaja su temperatura mínima histórica en junio: se queda en 0,8 grados

También Calamocha o Alcañiz han batido su récord de frío en este mes, según la Agencia de Meteorología.

Imágenes de la nevada caída en el Pirineo el '41 de mayo'.
Imágenes de la nevada caída en el Pirineo el '41 de mayo'.
Heraldo

El refranero popular de 'Hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo' se está cumpliendo a rajatabla este año en algunos puntos de Aragón. Nieve en los Pirineos, velocísimas rachas de cierzo en Zaragoza y ahora, los 0,8 grados de temperatura mínima registrados la madrugada de este miércoles en Teruel capital o los 0,9 que han sufrido en la localidad turolense de Calamocha. Es en ambos casos una cifra de récord, ya que se rebaja la mínima registrada en ambos puntos por la Aemet en un mes de junio. En el caso de la capital el tope estaba en los 1,8 grados de 2006, mientras que en el municipio de la comarca del Jiloca era de 1,5 y se dio hace tres años.

Esta madrugada las temperaturas han sido bajas, especialmente en la provincia de Teruel, donde, durante el día la situación ha cambiado y se han llegado a superar los 22 grados en la capital turolense, por ejemplo. En Huesca capital, las temperaturas mínimas han oscilado entre los 7 y 8 grados y las máximas, en torno a los 23, mientras que en Zaragoza el viento (parece) que ha dado una tregua pero las mínimas han superado por poco los 8 grados y las máximas han subido hasta los 26. 

Como ha explicado la propia Aemet, han sido numerosos los municipios turolenses que han batido su récord de temperatura más baja este miércoles. Así ha sucedido con Alcañiz, aunque aquí con menos frío que en Calamocha o Teruel: ha marcado 4,9 grados, frente a los 6,7 de mínima histórica. También Santa Eulalia del Campo o Bello han 'roto' los termómetros para un mes de junio.

Tampoco han pasado precisamente calor esta madrugada en la localidad zaragozana de Daroca, donde se ha llegado a los 2,3 grados. Una temperatura muy baja para esta época del año y que no se queda lejos de la mínima histórica, de 1,8 grados en 1923.

El frío que está registrando la comunidad aragonesa en este mes de junio no es un hecho novedoso y se ha repetido a lo largo de los años. Por ejemplo, Huesca registró el 3 de junio de 1975 una temperatura mínima de 3,6 grados, mientras que en Zaragoza el récord histórico son los 1,6 grados que se dieron el 18 de junio de 1970, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En los próximos días parece que los aragoneses podrán quitarse el sayo y es que se se va a registrar un importante incremento de las temperaturas, que podrían alcanzar los 37 grados el próximo martes en la capital aragonesa, los 34 en Huesca y unos tímidos 31 en Teruel para poder así disfrutar de la temporada de piscinas y de la llegada del solsticio de verano para el que apenas queda más de una semana.

Etiquetas
Comentarios