Teruel

motor

Concentración de 'escarabajos' en el monasterio del Olivar

Veinticinco turismos del popular modelo Volkswagem se reunieron en el convento de Estercuel.

Volkswagen escarabajo delante del monasterio del Olivar, en Estercuel.
Volkswagen escarabajo delante del monasterio del Olivar, en Estercuel.
Heraldo.es

Veinticinco vehículos clásicos del Volkswagen 'escarabajo' anteriores al 1957, una furgoneta y varios Karmann Ghia de España, Francia y Suiza se reunieron en el Monasterio del Olivar, en Estercuel, el 1 de junio dentro de una iniciativa de aficionados a este popular modelo de automóvil para recorrer las carreteras del Maestrazgo. La ruta abarcó la Silent Route (A-1702) hasta Cuarto Pelado, Cantavieja y Forcall (Castellón). El día 2 visitaron Alcañiz, vinculada históricamente al mundo del motor. Los participantes intercambiaron experiencias y valoraron los paisajes del norte de Teruel.

Los vecinos del Bajo Aragón y Andorra-Sierra de Arcos pudieron volver a ver por sus carreteras la imagen inconfundible del escarabajo y de la Furgoneta Combi o T1 circulando tranquila y solemnemente. La excursión corresponde a la Strictly Vintage Volkswagen Meeting, un rally de Volkswagen de los más antiguos que existen en España. 

Los escarabajos son vehículos de motor trasero refrigerado por aire, de unos 25-30 CV, cuidadosamente fabricados en la época dorada del motor, en los que se valora la belleza estética y mecánica, el estado de conservación y la fidelidad al proyecto original. La tercera edición de este encuentro, organizada por Rubén Bastida y Pau Casas, se realizó en Santa María del Olivar. Hubo un total de 25 vehículos, contando con el Rometsch Beekshow de 1954 de Gilles Dallest, que no consiguió llegar al monasterio con su vehículo pero que sin embargó asistió a la concentración.

Los cuarenta participantes, entre conductores y acompañantes, iniciaron el encuentro con la cena de bienvenida en el Salón del Peregrino del convento en torno a dos vehículos muy especiales: el VW Hebmuller de 1950, de Joe Esteve, y un VW split standard de 1950, de Jean-Luc Monnier, ambos de Suiza. Los dos recorrieron más de 3.000 kilómetros para estar presentes. Allí se hicieron las presentaciones y les saludó María Angeles Tomás, técnico de Turismo de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos. Tras la cena, se realizó una experiencia de observación de estrellas y fotografía nocturna con la Vía Láctea de fondo, aprovechando los cielos estrellados de Teruel.

La actividad principal fue el rallie del 1 de junio. Saliendo del monasterio recorrieron la Ruta “The Silent Route” (A-1702), explorando los paisajes de este itinerario que llega hasta el corazón del Maestrazgo. Tras una parada en el Hostal de la Trucha de Villarluengo, la comitiva se dirigió hasta Cantavieja, y de allí por Mirambel hasta Forcall, en el Maestrazgo de Castellón, donde comieron en el Restaurante Palau dels Osset. Ya por la tarde retornaron por Castellote y Alcorisa hasta Estercuel.

Tras la cena del sábado, el director de Motorland Aragón, Santiago Abad, saludó a los participantes y expuso la relación histórica de la zona con el automovilismo de competición. Porteriormente, se dieron los premios a los participantes y se compartieron experiencias y conocimientos en torno a estos clásicos.

El día 2 los participantes visitaron el monasterio y partieron a Alcañiz, ciudad históricamente vinculada con el mundo del motor, donde se dio fin a la concentración.

Esta experiencia sirvió para compartir la pasión de los coleccionistas y el interés de los neófitos por estas venerables joyas de la automoción.

Los participantes destacaron la buena acogida en el monasterio El Olivar y las grandes posibilidades de la zona para disfrutar de estas actividades.

Etiquetas
Comentarios