Teruel

Teruel

La carrera contra el cáncer en Teruel bate su propio récord de participación

1.700 personas han recorrido la ciudad para dar visibilidad a la enfermedad y aportar fondos a la investigación

Mil setecientas personas han participado esta mañana en la quinta edición de la carrera urbana que organiza la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Teruel. La cifra de inscritos supera a la registrada en cada uno de los cuatro años anteriores. La iniciativa arrancó en 2015 con 1.200 corredores y ha ido sumando seguidores hasta la actualidad.

Así lo ha explicado Montse García, psicóloga de la AECC en Teruel, quien ha destacado que el objetivo de la marcha es recaudar fondos para investigar contra el cáncer -la inscripción costaba 7 euros- y, “muy importante, sentirnos más fuertes estando juntos”.

La carrera ha salido a las 11.00 de la plaza de San Juan y ha discurrido por los principales hitos de la ciudad vinculados al agua, como la Fuente Torán, el Acueducto de Pierres Vedel, la fuente que hay en la plaza de la Catedral o la ribera del río Turia, con el objetivo de que el agua aportara un toque refrescante a la iniciativa, que ha tenido lugar en un domingo a las puertas del verano.

Han sido cinco kilómetros que algunos, como Dirlea Alih, que vino desde Rumanía a Teruel hace 12 años y ha llegado el primero a la meta, han recorrido en apenas 14 minutos, mientras que a otros les ha costado un poco más. “Lo hago para ayudar a los demás -ha dicho Alih-, no me he perdido ni una carrera”.

El segundo en llegar ha sido Adrián Carvajal, un chaval de 12 años de Albarracín que se apuntó para solidarizarse “con todos los niños que sufren la enfermedad”. Todos los participantes han pasado por el puesto de avituallamiento donde les esperaba un bocadillo de jamón, un plátano y un botellín de agua para reponer fuerzas. “Nos gusta correr y aún más si es por una buena causa”, ha dicho Mario Gómez, también de 12 años, mientras degustaba el bocadillo junto con sus amigos, todos participantes y alumnos del colegio Anejas de Teruel.

A Teresa Ibor, las ganas de que el cáncer "deje de ser un tabú" son las que le han empujado a participar por vez primera en una iniciativa que cumple cinco años. "Yo creo que si visibilizamos la enfermedad y hablamos de ella con más naturalidad, todos nos sentiremos mejor", ha destacado.

Teruel
Un grupo de participantes en la marcha turolense.
Javier Escriche
Teruel
Algunos se apuntaron a la modalidad de caminar, contemplada en la marcha, y disfrutaron recorriendo la ciudad.
Javier Escriche

Un total de 28 empresas han colaborado desinteresadamente en la organización de la carrera, tras la cual la plaza de San juan se ha convertido en una fiesta en la que decenas de personas han bailado zumba.

Etiquetas
Comentarios