Teruel

elecciones autonómicas y municipales 2019

Del palillo en la cerradura, al tránsfuga de Escucha: anécdotas electorales en Teruel

La jornada electoral volvió a dejar un puñado de situaciones curiosas en la provincia.

Los turolenses acuden a las urnas.
Los turolenses acuden a las urnas.
Heraldo.es | Antonio García

La jornada electoral dejó un puñado de situaciones curiosas en la provincia de Teruel. A primera hora de la mañana, un palillo colocado en la cerradura de la puerta de un colegio de la capital amenazaba el arranque de la votación. Por suerte, todo quedó en anécdota y, al haber dos entradas, los ciudadanos comenzaron a acceder al recinto sin demora, para alzar al PP como la fuerza más votada.

Nada que ver con lo ocurrido en la segunda ciudad más importante del territorio (Alcañiz), donde Ignacio Urquizu hizo historia al llevar al PSOE a la victoria 32 años después, obteniendo siete concejales (en esta legislatura tenía solo tres) para dar un vuelco a la alcaldía.

Y es que, por lo general, las municipales han sido sinónimo de cambio en el Bajo Aragón. Localidades relevantes como Andorra o Calanda así lo ejemplifican. También Alcorisa, donde sorprendió ver a un hijarano afincado en Zaragoza, Rubén Lorén, liderando la ‘lista fantasma’ de Ciudadanos sin demasiado éxito.

Tan solo 14 personas (0,70% del total) apostaron por él, al tiempo que en su pueblo, Híjar, se daba una circunstancia llamativa: Víctor Pina quedó a un solo voto (86 frente a los 87 necesarios) de ser concejal por el PSOE y el PP de Luis Carlos Marquesán se impuso con mayoría absoluta.

Del mismo modo, Luis Fernando Marín vencía en la localidad de Escucha con una mayoría absoluta más ajustada. Curiosamente, Marín ya fue alcalde con el PSOE y ahora repetirá mandato con Ciudadanos. Médico de profesión, en 2005 fue condenado a dos años de prisión por revelar datos de uno de sus pacientes, el concejal de CHA Luis Bayo.

Poca confianza en los jóvenes

Estas elecciones se han caracterizado por la destacada presencia de jóvenes en las candidaturas municipales, pero los resultados nos han sido del todo exitosos.

Alejando Martínez, de 18 años, se presentaba como cabeza de lista del PP en Formiche Alto y no ha conseguido entrar en el Ayuntamiento; Alberto Obón, de 21 años, tampoco tuvo suerte con Ganar en Castelserás; Edgar Gargallo, de 28, quedó fuera del Consistorio de Estercuel con Podemos; y con esos mismos años, Eloy Fandos no logró apoyos suficientes como para ser concejal en Samper de Calanda.

Etiquetas
Comentarios