Teruel
Suscríbete

teruel

Un puente permitirá acceder al barrio de Olba que se queda aislado con las riadas

Ayuntamiento, Subdelegación y DPT acuerdan promover un paso sobre el Mijares para llegar a Los Ramones.

El río Mijares, desbordado, a su paso por el barrio de los Tarrasones, en Olba (Teruel).
Imagen de archivo del río Mijares, desbordado, a su paso por el barrio de los Tarrasones, en Olba (Teruel).
P. V.

Los Ramones, un barrio de Olba que se queda incomunicado por carretera con cada crecida del río Mijares, contará con un puente sobre grandes marcos de hormigón para facilitar el paso del agua y garantizar la accesibilidad. El subdelegado del Gobierno, José Ramón Morro; el alcalde, Federico Martín; y un técnico de la Diputación Provincial (DPT) visitaron la zona el pasado martes y llegaron a la conclusión de que es imprescindible asegurar el acceso a la pedanía, en la que residen de forma permanente 30 personas y que cuenta con una panadería que abastece a varios núcleos de la zona.

El subdelegado del Gobierno explicó que "a corto o medio plazo es necesario" construir un paso sobre el río Mijares con garantías para llegar a Los Ramones. José Ramón Morro adelantó que elaborará un informe sobre la situación y lo trasladará a las administraciones implicadas en busca de la financiación necesaria. Según una primera estimación, el coste de la infraestructura necesaria rondará los 300.000 euros, aunque la cuantía se podría incrementar debido a la dificultad de los accesos. La PT se podría encargar del apoyo técnico y de la redacción del proyecto. Morro recordó que debido al emplazamiento del puente, sobre el río Mijares, la obra deberá contar con el visto bueno del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental y de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

La estructura propuesta para acceder a Los Ramones consiste en una serie de grandes marcos de hormigón prefabricados sobre los que descansará la plataforma del paso rodado. Actualmente, el vado que cruza el río tiene como único desagüe para permitir el tránsito del agua unos tubos de pequeño diámetro que se taponan con cada riada y provocan el desbordamiento.

Una vecina de Los Ramones, Sonia Martínez, explicó que todavía hoy, 20 días después de la última crecida del Mijares, el agua pasa por encima del vado. Martínez señaló que los tubos de desagüe están cegados.

Los representantes institucionales se mostraron más escépticos sobre la posibilidad de aplicar la misma solución al barrio de Los Tarrasones, en el que reside una familia con dos niños, de 7 y 4 años. José Ramón Morro explicó que contactará con Iberdrola –que explota una central hidroeléctrica que deriva caudales del Mijares aguas arriba de Los Tarrasones– para que retome la derivación, paralizada por una avería. La reanudación del desvío reduciría el caudal del río y facilitaría el acceso a la pedanía.

Pascual Barón, que vive en Los Tarrasones con sus mujer y sus dos hijos, consideró incomprensible la argumentación de la Administración para no abordar un nuevo acceso con garantías para este barrio. Recordó que este núcleo es todavía hoy inaccesible por carretera sin un todoterreno porque por encima del vado que cruza el río pasan 20 centímetros de agua.

Morro señaló que ni Los Ramones ni los Tarrasones se quedan totalmente aislados con las riadas porque el primero dispone de una pista forestal alternativa a la carretera, aunque su estado es precario, y el segundo, de dos vías de salida peatonales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión