Despliega el menú
Teruel

investigación

Gea de Albarracín será escenario del primer ensayo de reparto de fármacos con un dron que partirá de Teruel

El consorcio de la plataforma aeroportuaria adjudica el proyecto de un superhangar con capacidad para dos unidades del mayor avión de pasajeros.

Reciclaje de aviones de TARMAC en elm aeropuerto de Teruel/2019-03-21/ Foto: Jorge Escudero [[[FOTOGRAFOS]]]
Hangar principal del aeropuerto de Teruel, explotado por la empresa Tarmac para el mantenimiento de aviones 
Jorge Escudero

Gea de Albarracín será escenario de la primera experiencia desarrollada en España para la distribución de medicamentos a través de drones. El ensayo, patrocinado por el Ministerio de Industria, se enmarca en un proyecto que llevan a cabo conjuntamente el Aeropuerto de Teruel, la cooperativa distribuidora de medicinas Novalita, la consultora Vea Global y la empresa especializada en drones Delsat.

La prueba práctica supondrá la culminación del proyecto de innovación que se desarrolla desde noviembre de 2018 y que pretende demostrar la eficacia y eficiencia de las aeronaves no tripuladas para hacer llegar medicamentos a lugares mal comunicados, con problemas de aislamiento por su orografía y climatología o en caso de catástrofe.

El experimento se llevará a cabo entre los próximos meses de junio o julio, aunque cabe la posibilidad de aplazarlo a septiembre. El director ejecutivo de Delsat, Francisco Yuste, ha explicado que para el test se utilizará un dron de uso comercial, pero «adaptado» al transporte de fármacos.

Los promotores del proyecto de investigación han desarrollado un contenedor específico para la prueba con un peso total de 25 kilos, de los cuales 10 corresponderán a carga útil. Yuste ha añadido que el recipiente de transporte, que estará adosado a la aeronave, permitirá trasladar medicamentos a una temperatura de entre 15 y 25 grados, aunque contará con un sistema de refrigeración que permitirá también destinar espacio a medicinas que exigen un mantenimiento a baja temperatura, como las vacunas.

El contenedor se ha diseñado para sea aerodinámico, resistente y hermético. En caso de un hipotético desarrollo comercial de la distribución de medicinas, Yuste contempla la posibilidad de fabricar también un dron específico para esta labor, que requiere de una nave de gran potencia.

La aeronave despegará desde el Aeropuerto de Teruel para realizar el desplazamiento hasta Gea de Albarracín, situada a 20 kilómetros, y realizar la entrega. Al elegir esta localidad se ha tenido en cuenta que dispone de una farmacia abierta que está asociada a Novaltia. Durante el viaje, que no sobrevolará núcleos habitados, se hará un seguimiento del vuelo del dron, que transmitirá imágenes hasta la base de control.

El proyecto de innovación fue propuesto al Ministerio de Industria por el Clúster Aeroespacial de Aragón. Su presupuesto es de 100.000 euros, de los cuales el Gobierno central aporta 60.000.

El director del aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, resaltó el carácter experimental de la iniciativa porque, según explicó, la normativa actual sobre drones impide su utilización para la distribución de mercancías, un veto que podría levantarse en función de la evolución del sector.

El aeropuerto sigue adelante con su plan de ampliación y mejora de instalaciones con la adjudicación de la redacción del proyecto de un superhangar con capacidad para dos aviones A-380, el modelo más grande del mercado para el transporte de pasajeros.

El Consorcio titular del complejo aeroportuario, formado por la DGA y el Ayuntamiento, ha elegido a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Cemosa y Fairbanks Arquitectos para diseñar un hangar de 16.200 metros cuadrados y 40 metros de altura máxima que será el segundo más grande de España y tres veces más amplio que la nave principal del aeropuerto actualmente. El presupuesto rondará los 12 millones de euros.

Tarmac, empresa que opera en el aeropuerto de Teruel y que se dedica al mantenimiento, estacionamiento y desmantelamiento de aviones, aspira a explotar el nuevo hangar, que generará un centenar de empleos.

Las empresas que forman la UTE seleccionada disponen de cuatro meses para redactar el proyecto con un presupuesto de 336.380 euros –el precio de licitación era de 482.790–.

Alejandro Ibrahim ha resaltado la experiencia de las compañías adjudicatarias. Mientras que Cemosa ha proyectado ampliaciones y torres de control de aeropuertos de España –entre ellos los de Madrid y Barcelona– y Sudamérica, Fairbanks Arquitectos ha diseñado torres de control y terminales en España y África.

El contrato para redactar el proyecto se firmará previsiblemente este mes de mayo. La licitación de las obras se podría resolver antes de terminar 2019 con la previsión de iniciar la ejecución en el segundo trimestre de 2020. Alejandro Ibrahim ha explicado que los trabajos se prolongarán durante más de un año debido a la complejidad de la estructura prevista con lo que la instalación no estará operativa hasta 2021.

El Consorcio del Aeropuerto ha adjudicado también la construcción de una nave de 1.000 metros cuadrados para almacenamiento de piezas. Las obras tienen un plazo de ejecución de cinco meses, incluida la redacción del proyecto. Tramita, además, la construcción de una nave para la pintura de aviones así como la ampliación de la plataforma de estacionamiento ante los hangares.

Por otro lado, Ibrahim abrirá en su calidad de presidente del Cluster Aeroespacial la I Jornada sobre Desarrollo del Sector Aeronáutico en Aragón, que se celebrará el 9 de mayo en la sede de Itainnova en Zaragoza. Entre los ponentes, figura también Francisco Yuste, que hablará sobre las múltiples aplicaciones de estas aeronaves sin tripulación.

Etiquetas
Comentarios