Despliega el menú
Teruel

teruel

El alumbrado monumental, en precario por los actos vandálicos y la falta de mantenimiento

El Ayuntamiento descarta reparar las luces a la espera de un plan director de iluminación.

Los 27 proyectores incrustados en el suelo y adosados a la fachada de la iglesia del Salvador están apagados.
Los 27 proyectores incrustados en el suelo y adosados a la fachada de la iglesia del Salvador están apagados.
Jorge Escudero

Los numerosos turistas que visitan Teruel durante esta Semana Santa se llevan una pobre impresión de la iluminación artística de algunos de sus principales monumentos y espacios públicos, envueltos en una penumbra muy alejada del aspecto resplandeciente que tenían al estrenar sus respectivos alumbrados decorativos. La falta de mantenimiento, reparaciones desacertadas, actos vandálicos y problemas de diseño ha inutilizado los focos montados en la última década para resaltar la estructura del Viaducto Viejo, la torre del Salvador o la plaza del Torico.

Las luces artísticas del Viaducto Viejo, diseñadas por el ingeniero turolense Marcos Eced, están inservibles y, por la noche, el arco y los nervios que soportan la plataforma de este puente catalogado como bien de interés cultural son prácticamente invisibles. La instalación costó 191.000 euros en 2007 y de sus 184 focos solo 4 funcionan a duras penas.

Parecida situación se da en la torre mudéjar del Salvador, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1986. Los 27 focos empotrados en el suelo para resaltar las líneas maestras de este monumento y la portada de la iglesia aneja están apagados desde hace más de un lustro. Un acto vandálico durante unas fiestas de la Vaquilla se saldó con una las luminarias partida a golpes –a pesar de estar diseñada para soportar un peso de 2,5 toneladas–.

La respuesta municipal consistió en arrancar la lámpara rota de cuajo y rellenar el hueco con hormigón. La drástica medida comportó la inutilización de toda la instalación de alumbrado en la base de la torre. "Por no reparar una luz que costaba 1.000 euros quedó fuera de servicio un montaje que costó 30.000", explica un técnico de alumbrado exterior.

Los fallos de funcionamiento se extienden a la red de focos montada en tejados y fachadas para destacar las zonas más elevadas del campanario mudéjar. De los 31 proyectores instalados en las cubiertas –según un diseño que también corrió a cargo de Eced–, una docena están inutilizados. La instalación costó 120.000 euros en 2011 y utilizó las lámparas y los equipos más modernos del momento, pero su funcionamiento es solo una sombra del inicial.

El gestor turístico de la torre, Diego Hernández, dice que le da "mucha pena" la falta de mantenimiento del alumbrado tras la fuerte inversión hecha para su colocación. "En lugar de reponer el primer foco que se rompió se cambió por hormigón", se lamenta. Las prolongadas jornadas de encendido, aun cuando se tratara de altas horas de la madrugada sin ningún tráfico peatonal, ha agotado también la vida útil de algunas de las lámparas.

Otro alumbrado decepcionante es el del suelo de la plaza del Torico, instalado en 2007 dentro de la ambiciosa remodelación de este emblemático espacio con seis millones de euros de coste según el proyecto del gabinete barcelonés b720. La red de luces incrustadas, con una gama de colores prácticamente ilimitada y con la posibilidad de incorporar sensación de movimiento, dio problemas desde la entrada en servicio.

La inmensa mayoría de las lámparas fueron desechadas y sustituidas por tiras de piedra. Sin embargo, en 2014, en torno a la fuente central se montaron 150 luminarias de fabricación alemana que, en principio, ofrecían garantías de funcionamiento, pero que han terminado también averiadas y apagadas. La alcaldesa, Emma Buj, reconoce que la iluminación de la plaza del Torico acumula una "larga historia de fracasos" y advierte de que habrá que "valorar" su destino final.

El Ayuntamiento descarta afrontar la reparación de las luces artísticas del Viaducto Viejo o de la torre del Salvador. Buj aparca cualquier intervención a la espera de un plan director de la iluminación artística del Centro Histórico que coordine el tratamiento de los monumentos y que introduzca nuevos sistemas de alumbrado más eficientes y modernos "propios del siglo XXI".

Etiquetas
Comentarios