Teruel

comarca del maestrazgo

La cocina de la Edad Media resurge en el Maestrazgo

Cinco restaurantes de cuatro localidades proponen menús inspirados en la época templaria para los próximos tres meses.

Dos de los restaurantes de la campaña se sitúan en Cantavieja.
Dos de los restaurantes de la campaña se sitúan en Cantavieja.
J.Pardos

La gastronomía de la Edad Media resurge en la comarca del Maestrazgo con una nueva edición de sus menús templarios. Se trata de una iniciativa que consiste en recuperar la gastronomía de aquella época para ofrecer platos diferentes y hacer un guiño al pasado templario de la zona.

En esta sexta edición de la propuesta participan cinco restaurantes, dos de ellos están en Cantavieja, uno en Villarluengo, otro en Cuevas del Cañart y el quinto en Castellote. Desde mediados de este mes y hasta finales de junio, sus cartas incluirán platos elaborados con inspiración templaria.

Los lugares por los que pasa esta ruta culinaria no están escogidos al azar, sino que representan los puntos por donde pasaron los caballeros templarios en su día. De hechos, en algunas localidades, como en Castellote, quedan restos de aquella época, como el torreón que en su día sirvió para defender el castillo y que hoy alberga el centro de interpretación de la Orden del Temple.

Todas las propuestas gastronómicas tienen en común la base de alimentos propia de la Edad Media, aunque cada restaurante aporta su toque, adaptando las recetas a la época actual. Crema de alubias blancas con panceta y aceite aromático, migas con garbanzos y rabo crujiente, picantón en escabeche o pierna de cabritillo asada al romero son algunos de los platos que se podrán degustar.

Junto con el castillo de Castellote, la iglesia de Bordón o la muralla de Mirambel son otros de los resquicios de la época medieval que todavía quedan en el Maestrazgo. Ensalzar este patrimonio histórico es parte del objetivo de la ruta culinaria templaria.

Con la gastronomía como gancho, se pretende atraer al turista a visitar la comarca para disfrutar no solo de su cocina, sino también de su patrimonio.

Los menús templarios se ofrecen en diferentes restaurantes de la comarca una vez al año, por estas fechas, desde el pasado 2014. Desde entonces, cada vez son más las personas atraídas por esta propuesta, impulsada por la Asociación de Empresarios Turísticos del Maestrazgo.

Los restaurantes donde se podrán probar los menús son los mismos de ediciones anteriores: el 4 Vientos y el Balfagón, en Cantavieja; el Hotel de Castellote; la Pensión de Cuevas de Cañart y la Masía Torre Montesanto, de Villarluengo. Como novedad, este año la propuesta se alarga un mes más y se mantendrá hasta el 30 de junio.

Etiquetas
Comentarios