Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

teruel

Acuaes paliará los daños causados en el regadío por los lodos de Santolea

La CHE considera que el Guadalope se recuperará por sí mismo de la afección derivada del vertido de barro por el desembalse del pantano para su recrecimiento.

Reunión de todos los implicados en el vaciado de Santolea en la Subdelegación del Gobierno
Reunión de todos los implicados en el vaciado de Santolea en la Subdelegación del Gobierno
A.G./B.

La empresa pública que lleva a cabo el recrecimiento del pantano de Santolea, Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), compensará a los regantes del Guadalope de los daños causados por el vertido de lodos con el vaciado del pantano para acometer las obras. El desembalse ha colmatado el azud que deriva agua a las acequias de Mas de las Matas y Aguaviva y también ha llenado los propios canales de riego. Las medidas para paliar las consecuencias de la oleada de barro procedente de la presa se anunciaron ayer en las reuniones mantenidas entre representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Acuaes, la DGA y los usuarios del agua del río.

Los regantes plantearon sus quejas por el coste extra derivado de la limpieza del barrizal de las acequias así como su preocupación de que futuras avenidas reanuden la entrada de lodos del río. La CHE se comprometió a crear un sistema de alertas rápido para que, en caso de crecida, se puedan cerrar los canales y evitar así su colmatación con lodos.

Acuaes asumirá limpiar el azud que desvía caudales del Guadalope a las acequias para evitar que el barrizal que retiene termine en los canales de riegos. Las comunidades de regantes afectadas –Aguaviva, Mas de las Matas y Castellote– informarán también de las incidencias que puedan darse en los riegos por goteo, que podrían atrancarse por la turbiedad del agua. La presidenta de la CHE, Dolores Pascual, adelantó que en estos casos se dará una respuesta “individualizada” a las incidencias.

Pascual se mostró convencida de que el ecosistema del Guadalope se recuperará por si mismo del efecto negativo que ha tenido la oleada de barro de Santolea. Señaló que, a pesar de su “impacto visual”, la capacidad de “regeneración” del río lo devolverá a su estado original. Admitió, no obstante, que pueden ser necesarias intervenciones del Ministerio de Agricultura para normalizar la situación.

El secretario de Aems-Ríos Vivos, César Rodríguez, denunció que el desembalse “no se ha hecho del todo bien” teniendo en cuenta la afección que ha causado en la vida del río y deberían tomarse medidas para que un incidente así no vuelva a repetirse. El presidente de la Federación Aragonesa de Pesca, Víctor Manuel Otal, alabó la “sensibilidad” mostrada por la Administración para corregir los destrozos, pero reclamó medidas preventivas para evitarlos en futuros desembalses.

El alcalde de Aguaviva, Aitor Clemente, agradeció la “receptividad” de la Administración, pero lamentó que la reunión de coordinación no se hubiera hecho antes de iniciar el desembalse, con lo que se “hubieran evitado muchos problemas”. El principal contratiempo para el Ayuntamiento fue la inutilización de su principal captación de aguas y la necesidad de habilitar con urgencia un abastecimiento alternativo. Una vez construido un nuevo pozo, “la fase crítica ha pasado”. Clemente dijo que el desembalse fue un “completo desastre” por sus efectos negativos en la cuenca.

Un representante de los regantes de Aguaviva, José Antonio Altavella, señaló que la limpieza de las acequias se ha encarecido y ha sido mucho más laboriosa por la acumulación de barro procedente de Santolea, pero reconoció el talante colaborador de la Administración para resolver esta incidencia. El alcalde de Mas de las Matas, Pedro Pitarch, señaló que el regadío por goteo podría verse comprometido por la suciedad acumulada en las acequias. Añadió que la vida del río tardará “muchos años” en recuperarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión