Despliega el menú
Teruel

teruel

Hallada la puerta gótica que unía el torreón y la plaza de la Bombardera

El Ayuntamiento reconstruirá el interior del baluarte para hacerlo visitable junto con el resto de la muralla.

Visita a las obras de restauracion de la torre de la bombardera y lamuralla anexa. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 25/03/19 [[[FOTOGRAFOS]]]
Alcaldesa y concejales escuchan las explicaciones técnicas en el interior de la Bombardera.
A.G./Bykofoto

Las obras de recuperación del antiguo cinturón de muralla que protegía Teruel desde la Edad Media han puesto al descubierto, casi en su totalidad, el torreón de la Bombardera, un elemento defensivo construido durante los siglos XIV y XV, si bien reformado posteriormente, cuya parte interior ha estado oculta durante siglos debido a la presencia de casas adosadas a sus muros.

Arqueólogos y técnicos que participan en los trabajos de restauración de la muralla mostraron este lunes a miembros de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Teruel los principales hallazgos, entre ellos, la puerta gótica, rematada con un arco apuntado, que comunicaba el torreón de la Bombardera con la plaza que lleva el mismo nombre y que tendría una altura aproximada de tres metros. Según explicaron, este acceso, que guardaría similitud con el cercano Portal de la Traición –junto a la iglesia de San Miguel–, estaba sobreelevado y hasta él solo se podía llegar por escaleras de madera ahora desaparecidas.

Al parecer, el interior del torreón –su altura alcanza los 25 metros– estaba dividido en varios pisos mediante plataformas de madera que ahora serán reproducidas con el objetivo de hacer visitable esta construcción defensiva. Todavía queda por realizar una excavación arqueológica en el suelo de la torre que podría arrojar información sobre el urbanismo de la ciudad, tal y como destacó el arquitecto responsable de las obras, José Ángel Gil.

Junto al torreón ha salido a la luz un lienzo de muralla de unos siete metros de longitud que habría sido levantado en el siglo XII con la técnica del tapial ­–tierra amasada y compactada a golpes a la que se da forma con un encofrado de madera–. Con este tramo, ya son cien los metros de muralla recuperados en los últimos años con el fin de hacer de ellos un recurso turístico más. "Teruel avanza en la recuperación de su patrimonio histórico", subrayó la alcaldesa, Emma Buj.

El interés de los restos encontrados durante las obras, que podrían estar acabadas en el plazo de cuatro o cinco meses, ha empujado al Ayuntamiento a poner sobre la mesa la reforma de la plaza de la Bombardera. Tras una excavación arqueológica y el estudio de los elementos que aparezcan, "habrá que tomar decisiones sobre su diseño", adelantó Buj.

Domingo Martínez, el arqueólogo que trabaja en el proyecto, explicó que durante las obras han sido encontradas tres granadas de mortero de la Guerra Civil que tuvieron que ser desactivadas por personal especializado así como una moneda de oro de Isabel II de 1860 en perfecto estado que ha sido entregada al Museo Provincial.

Etiquetas
Comentarios